domingo, 8 de mayo de 2011

Congelación de leche y derivados


LECHE
Preparación:
Solo se congela la leche homogeneizada. No debe congelarse en botellas.
Envasado:
Se vierten en cantidades utilizables en recipientes rígidos, dejando un espacio sin rellenar
Descongelación:
 Se descongela toda la noche en el frigorífico sin sacar del recipiente. Si la leche se corta al descongelarse, se le da un hervor en una cacerola, y luego se deja enfriar quedando hidratada.
En el caso de sopas o cremas que se hagan de una combinación con leche, deben congelarse sin la leche, que se le añadirá en el momento de recalentarla.
Conservación: 1 mes.
MANTEQUILLA

Preparación:
Solo se congela la mantequilla muy fresca. No congelar paquetes demasiado grandes. 
Envasado:
Se deja en su envoltorio y se sobreenvuelve en papel de aluminio o en una bolsa para congelar.
Descongelación:
 Se descongela en el frigorífico durante 4 horas, ó 2 horas a temperatura ambiente.
Conservación: 
salada, 3 meses.
sin sal, 6 meses.
Preparación:
Solo debe congelarse nata muy fresca que contenga al menos un 40% de grasa. Se enfria y se bate ligeramente.
Envasado:

Para congelar nata montada en forma de rosetas, se bate la nata fría con una cucharada de azúcar por cada 500g. Se pasa a una manga pastelera, se forman los adornos sobre un papel antiadherente,  sobre papel de aluminio o directamente adornando una tarta. Se congelan al descubierto (al contacto) hasta que estén sólidos. Los que están sobre papel, se levantan con mucho cuidado y se envasan en recipientes rígidos, dividiendo las capas con papel de horno.
Los que adornan una tarta, se envasan de forma amplia en una caja apropiada de cartón para que no se estropeen los adornos.
Descongelación:
 Se descongela en su recipiente, en el frigorífico durante 8 horas por cada 150 g. Se bate nuevamente antes de usarla.
Se colocan las rosetas congeladas sobre tartas, flanes, etc. Tardarán unos 15 minutos en descongelarse a temperatura ambiente.
Conservación: 3 meses. Las rosetas, 3 meses. La nata de leche fresca, 6 semanas.
Se congelan bien aunque tienden a desmoronarse progresivamente cuanto más tiempo llevan en el congelador. Si han estado guardados demasiado tiempo pueden emplearse para cocinar sin necesidad de rallarlos.
Envasado:
Se corta en bloques de 200 ó 250 gramos. Envolver muy bien para evitar que el queso se reseque o que contamine otros alimentos existentes en el congelador con su olor.
Descongelación:
 Se descongela toda la noche en el frigorífico sin sacar del recipiente. Se utiliza lo antes posible. El queso que haya estado congelado se pasará con más rapidez que el queso fresco y no es posible volver a congelarlo una vez descongelado.
Conservación: De 3 a 6 meses, según su estado y frescura en el momento de congelarlos.


QUESO BLANDO
Preparación:
Puede congelarse pero antes deberá estar completamente hecho. Los resultados dependerán del estado del queso en el momento de descongelarse.
Envasado:
Igual que el queso duro.
Descongelación:
 Se descongela 24 horas en el frigorífico y 24 horas a temperatura ambiente.
 Conservación: De 3 a 6 meses, según su estado y frescura en el momento de congelarlos.

QUESO FRESCO
Tanto los quesos frescos como el requesón no se congelan satisfactoriamente ya que tienden a soltar agua. Se congelan bien cuando van combinados con otros ingredientes.
Conservación: De 3 a 6 meses, según su estado y frescura en el momento de congelarlos.



QUESO CREMOSO


Solo se congela el queso cremoso que contenga al menos un 40 % de grasa. O se congela como parte de una salsa para aperitivos.
Al descongelarlo hay que batirlos manualmente.
Conservación: De 3 a 6 meses, según su estado y frescura en el momento de congelarlos.

QUESO RALLADO

Se envasa en bolsas para congelar. 
Se utiliza sin descongelar.


Conservación: De 3 a 6 meses, según su estado y frescura en el momento de congelarlos.
YOGURT
Preparación:
No debe congelarse el yogur casero ni el natural preparado comercialmente que no contenga estabilizador.
Los de frutas preparados industrialmente pueden congelarse con buenos resultados.
Envasado:

Los de frutas preparados industrialmente se congelan en su envase original.


Descongelación:


Se descongelan lentamente en el frigorífico.


Se bate rápidamente a mano si el yogurt se sedimenta al descongelarse.
Conservación: 6 semanas (solo los de frutas)

9 comentarios:

Maribel dijo...

Siempre aprendemos cosas contigo...muchas gracias!!
Es muy interesante.
Besitos

Las Recetas de Finuca dijo...

Oli: Congelas cosas que a mí no se me habría ocurrido en la vida. Leo todos estos post con detenimiento y cuando tenga una duda ya sé donde tengo que mirar.
Gracias por este "tremendo" trabajo, con el que estoy aprendiendo un montón de ideas interesantes.
Muchos besos.

Sabela dijo...

Hola Oli, gracias por decirnos de tantas cosas que no imagine nunca congelar y es fantastico saber hacerlo.

me gustaria que te pasaras a recoger un regalito

http://lacocinadesabela.blogspot.com/2011/05/cocinas-unidas.html


muackss

Chez Silvia dijo...

Siempre leo cosas que no sabía que se congelan, gracias por seguir con este apartado!!!Un beso

Oli dijo...

Gracias A TODOS: Cuando me pongo de remolona para escribir todos estos rollos me vienen a la mente los que sé que le están sacando partido o archivando para utilizar en el momento propicio y me animo a continuar. Gracias, los comentarios me vienen bien. Un besote

Gracia Sabela, eres un encanto.

Brétema dijo...

Muchas gracias por la información sobre como congelar lácteos, porque desconocía el proceso de congelación de la mayoría.
Un abrazo

Salome dijo...

que post tan interesante y que bonito! Como te lo curras... eso se nota.

Eneri dijo...

Oli, me gustan mucho estas entradas porque hay muy poca información sobre este tema y tú lo cuentas tan detallado que da gusto. Sin duda, es una información muy valiosa! Nosotros sólo somos 2 en casa y me viene genial aprender cómo congelar las cosas!! Mil gracias por tus consejos. Un besote

Laube dijo...

Qué curioso, Oli. No sabía lo de los quesos, pues nunca me ha dado por congelarlos. Interesante saberlo.
Oye, has elegido estupendas recetas. Yo aún me tengo que decidir... jejejeje
Un besoteeeeeee