martes, 23 de abril de 2013

Las intolerancias o sensibilidades alimentarias.

En varias ocasiones he comentado en mis entradas que no como esto o aquello por mis intolerancias. Debido a la cantidad de amigos personales que me preguntan y a los muchos correos que recibo preguntándome sobre el tema, me he decidido a escribir sobre las mismas.



Croquetas para intolerantes a la leche, el huevo y la harina de trigo

 No poseo conocimientos médicos de modo que me voy a limitar, en primer lugar, a realizar una pequeña transcripción del informe preliminar que aparecen en los análisis que nos hemos hecho tanto yo como las decenas de familiares o amigos que se han unido al carro y que, sin excepción, comentan que hay un antes y un después, desde que han eliminado de su dieta los alimentos a los que tenían sensibilidad. 
 En segundo lugar comentaré, algunas experiencias tanto mías como de los conocidos.

"El estudio de sensibilidad alimentaria es una prueba realizada en laboratorio capaz de valorar la respuesta, NO ALÉRGICA, que el sistema inmunológico de algunas personas desencadena de forma específica frente a ciertos alimentos.

La valoración de esta respuesta inmunológica se lleva  a cabo cuantificando los niveles de inmonoglobulina G (Ig G).

La supresión de la dieta de los alimentos frente a los cuales se han detectado niveles de IgG específica elevados va a provocar la reducción o la desaparición de los síntomas derivados de dicha reacción inmunológica.

Las manifestaciones clínicas más frecuentes que pueden presentarse como consecuencia de un proceso de sensibilidad alimentaria son los siguientes:

* Trastornos digestivos: colon irritable, sensación de hinchazón, estreñimiento...
* Trastornos respiratorios: rinitis crónica, asma ...
* Trastornos dermatológicos: eccemas y urticarias...
* Tendencia a la obesidad: dificultad para perder peso, retención de líquidos.
*Alteraciones del comportamiento: hiperactividad infantil, autismo, depresión...
* Dolores: de cabeza, articulares...

Los alimentos se clasifican en claramente reactivos (+++), positivos (++) y de reactividad incierta (+)

Se recomienda suprimirlos todos y transcurrido un periodo de un mes y medio introducir los del último grupo, a razón de uno por semana, observando los posibles efectos sobre los problemas que puedan generarse como consecuencia de su ingestión, con el fin de reintroducirlos o suprimirlos definitivamente de la dieta.

EXPERIENCIAS PERSONALES

No hay una sola persona de las que le he recomendado la analítica en cuestión a la que no le hayan salido varias intolerancias. El 99% de los mismos son intolerantes al trigo. 

Yo me he llevado la palma, la intolerancia es a todos los cereales exceptuando la espelta y a una docena de alimentos más que mejor ni los cito. Cuando me comentan que soy generosa con lo que publico en mis blogs pienso que con lo que de verdad soy generosa es cocinando y viendo comer lo que no puedo ni probar. Bueno, no es del todo cierto, con una cucharita de café suelo "testar" ¡De otro modo es imposible mejorar la receta, je, je! 

Lo más duro, a años luz del resto de las intolerancias, ha sido para mí la del huevo. ¿Qué si me la salto? Solo en contadas ocasiones como cuando hice las TORTILLITAS and COMPANY   que publiqué y mandé a la porra a todas las intolerancias.



Lo que de verdad me molesta es saltármelas por algo que no valga la pena. De modo que soy muy exigente cuando salgo fuera y peco con algo que "no merita la pena" como decimos los canarios.

Los cambios experimentados por todos los que conozco son realmente espectaculares: Mejora la piel, no se hincha el estómago, desaparecen los ojos rojos y llorosos a los que no se le encontraba explicación, se mejora la digestión, se pierde peso o se baja de talla, disminuye la grasa del pelo, se caen las verrugas; sí, has leído bien, se secan y se van cayendo... El cambio más espectacular lo ha tenido una amiga que se desinfló tanto que bajo un número de calzado.

Hay una bloguera muy conocida, una verdadera experta en pan, Salomé de Bloc de recetas, que es una de las que convencí para que se hiciera la analítica. Lo comento aquí porque ella no lo ha ocultado. Su cambio no se ha limitado al físico, ha cambiado incluso su blog. Ahora es una experta en recetas con espelta. A ella le debo que en la actualidad haga mi propio pan de espelta.
Salomé ha perdido 12 kilos en menos de un año y opina lo mismo que yo, que no vale la pena saltarse la dieta porque apreciamos enseguida sus efectos negativos.

Como sé que me van a volver loca con el precio lo adelanto aquí. Al menos en mi isla oscila entre los ciento y pico, doscientos y pico y cuatrocientos y pico euros según te hagan la prueba sobre ciento y tantos, doscientos y tanto o cuatrocientos y tanto alimentos. Solo es necesario una muestra de sangre. No, no hay nada de muestras en el brazo como para las alergias.

Casi todos los que conozco y yo misma nos lo hemos hecho sobre doscientos y tantos alimentos. Creo que la más completa incluyen también aditivos.

Caro, naturalmente que es caro, pero vale la pena hacérselo. Hay quien corre con suerte, como una amiga en Barcelona que un laboratorio hizo una rebaja a mitad de precio durante un mes.

No confundas con la celiaquía, estamos hablando de algo absolutamente diferente.

También me preguntan si se lo nota uno cuando se salta la dieta. Yo, en concreto, muchísimo, especialmente con el trigo. Los ojos son los que salen peor parados, en mi caso.

Según me comenta Salomé están realizando unos análisis para las intolerancias en las Parafarmacias y tiendas naturistas con un trozo de uña. Parece que mucha gente pica porque es más económico; pero, a la larga es más caro, no aciertan ni una. Si lo contrastan después con la analítica de sangre que he comentado, los resultados ni se parecen.

Espero haber podido aclarar algo las preguntas que me han hecho sobre las intolerancias. 

13 comentarios:

Sonia - L'Exquisit dijo...

Oli, yo me hice el análisis hace unos 15 años, creo q en alguna ocasión te lo he comentado y sí, mi vida dio un giro total. Y eso q reconozco q no siempre soy muy prudente...por Salomé, me estoy ahora tb introduciendo a hacer pan de espelta, el trigo es tb mi mayor enemigo, junto a los huevos...bueno, mi lista de alimentos prohibidos es muuuuy larga, como la tuya supongo

Me gusta mucho q hayas hecho esta entrada.

Un beso,

Salomé dijo...

Hola!

Me alegra que hayas publicado esto porque estoy segura de que ayudará a mucha gente tanto como a mí.... en su día te prometí la receta de un pan de espelta fácil y rico y no lo he olvidado pero siempre espero a la siguiente que será mejor y nunca encuentro una lo bastante buena.... esta que he publicado hoy es para ti, está bien contrastada y es muy fácil de hacer, espero que te guste!

Besos y gracias por todo.

http://blocderecetas.blogspot.com.es/2013/04/pan-trenzado-y-chusco-de-espelta-dos.html

Saro dijo...

Hola hace tiempo que te sigo, pero nunca te he escrito, me encanta todo lo que haces.
Pero después de esta entrada tenía que escribirte, tambien soy de Las Palmas, y me gustaría saber dónde te hiciste las pruebas, mi marido lleva un tiempillo probando, estaba siempre muy cansado, se dormía hasta de pie, tenía la lengua hinchada y estaba siempre axfisiado, es verdad que tiene sobrepeso, pero sólo con girar la cabeza a un lado no le llegaba el aire, ha dejado el pan y se le han quitado unas diarreas que tenía desde niño, y ha dejado la leche y se ha 'deshinchado' la lengua no está hinchada tampoco, además ya no se axfisia. La cosa es que NINGUN médico nunca le ha echo caso, lo miraban con cara de risa y lo mandaban a adelgazar, ya no iba al médico porque según ellos todo su problema era el sobrepeso sin hacerle pruebas.
Me gustaría que se hiciera las pruebas para ver a qué es alérgico y hacer las cosas bien.
Muchísimas gracias.
Saro Soto

Oli dijo...

Gracias.

Sonia: Conocía también la intolerancia tu intolerancia y compruebo que opinas de su eficacia lo mismo que nosotras.

Salomé: He ido derecha a tu blog, Salomé, y ¡menudo pan!Te lo agradezco de corazón y te hago allí un par de preguntas porque como novata haciendo pan me surgen dudas.

Saro: Sé que lo hacen en varios sitios. El más completo y mejor explicado es el último que le hicieron a un familiar. Muchísimo mejor que el que me hicieron a mi en su día. Fue en la calle Murga 8 2º piso. No recuerdo el nombre del analista pero si eres de mi isla te será fácil encontrarlo. Está muy cerca del antiguo cine Royal.
Comprendo lo que me comentas sobre tu marido y la incredulidad o el desconocimiento de algunos médicos porque a mi también me ha pasado.

Un beso grande a las tres


Saro dijo...

Muchísimas gracias por contestarme tan pronto, sé donde está el laboratorio, tiene muy buena fama.Ahora mismo llamo, Te lo agradezco de corazón.
Miles de besos
Saro

j.mascaro dijo...

Como que haber podido aclarar alguna cosa, pero si eso es un master sobre intolerancias, dices muchas cosas que no conocía, yo nunca me he hecho estos análisis pero creo que si me los hiciera igual que otra muchas personas, ganaríamos mucho en calidad de vida que al fin y a la postre es lo que importa.

Las intolerancias severas uno las conoce o nota, pero seguramente muchas otras que ya sea por la poca cantidad que se toma o por tampoco ser muy intolerante a ellos nos perjudican o nos hacen sentir algo mal y no sabemos el motivo el porque

Me tengo que plantear esos análisis

Muchísimas gracias

mtb_7786 dijo...

la verdad es que tu entradas me ha encantado, aclarar muchas cosas.
un saludo

Susana Menéndez dijo...

Tengo la grandííísima suerte de no ser intolerante a nada. Bueno, al menos que yo sepa, hasta ahora solo he notado que me sientan como un tiro las ostras (con eso me ahorro un dinero...) y la avena y el centeno (con no tomar las galletas y los panes con idem...). Pero con los alimentos normales y más habituales no me pasa nada de nada y, repito, soy muy afortunada por eso. De todas formas te agradezco mucho el post hablando de estos temas, y lo guardaré para recomendarlo a mis muchos amigos con problemas con algunos alimentos.

Maribel dijo...

Yo creo que no soy intolerante a nada pero es muy interesante lo que cuentas basado en tu experiencia, estoy segura que a mucha gente que te lea le sera de mucha utilidad.
UN beso guapa y muchas gracias.

lasdeliciasdepilar dijo...

hola, vengo desde el blog de Salomé y con tu permiso me quedo por tu cocina, la cual me resulta súper interesante. un abrazo y gracias anticipadas por todo lo que se de buena mano me vas a enseñar.

Oli dijo...

Gracias de nuevo.

Una puntualización: honestamente creo, después de ver lo que le va apareciendo a los que se hacen la analítica, es que todos somos intolerantes a algo. He leído que nos resultan muy difíciles de detectar porque los síntomas, en muchas ocasiones, no se muestran sobre la marcha sino días después.
Por otro lado, hay algunas que ni se nos pasan por la cabeza. Por ejemplo, una de las mías es a la canela. ¿Cómo voy a asociar que tengo la piel menos hidratada por culpa de la canela? Ni en mil años hubiera caído en la cuenta.

Pilar: bienvenida a Entrebarrancos, pero no creas que enseño mucho, solo comparto. Gracias. me paso por tu blog para ver lo que aprendo allí.

Besos

lola dijo...

una publicacion muy interesante, cada vez hay más intolerantes y yo creo que es por la cantidad de porquerias que comememos, al final tendre que hacerle caso a mi marido que dice que se va a ir a un cortijo, se va a comprar unas gallinas , un cerdo y una cabra.
ainssssssss ya me veo con el pañuelo negro en la cabeza y todo el dia detras de las pitas, pitas, je,je.....



¡¡besos¡¡

Reducir Abdomen dijo...

Una idea fantástica. Muy rico. Que hambre.