miércoles, 3 de noviembre de 2010

Rollos de espárragos con salmón

Si me visitas  desde los inicios de mi blog, sólo tiene tres meses de vida, estarás de acuerdo conmigo en que mis recetas son rápidas, fáciles, ensucias pocos cacharros y además cuando tú las haces, aunque seas un novato, salen bien.

Sin duda encontrarás millones de blogs de cocina mucho mejores que éste que visitas, pero quiero que sepas que detrás de este blog hay una persona a la que, aunque le gusta la cocina, también tiene mil aficiones, como habrás comprobado por mis otros blogs.

 Creo que nuestro paso por la vida es tan fugaz, que no deseo que todo el tiempo libre se me vaya cocinando y lavando cacharros.

¿Qué por qué cuento este rollo? Pues, naturalmente, por la receta que te doy hoy. Es de esas que se hacen en un "soplido". El resultado es espectacular: plato de lujo. Si  además, la horneas en el mismo recipiente en la que la vas a  servir; y, si la mahonesa es de bote, bueno, no le cuentes a ningún comensal el tiempo que has tardado en hacerla, porque no se lo creerán. Además, ese es un secreto entre tú y yo.








INGREDIENTES:


Espárragos de lata, bien gruesos.
Salmón ahumado, en lonchas.
Un bote de mahonesa, a tu gusto
Un bote de salsa bearnesa
No pongo cantidad, depende del número de comensales.







PREPARACIÓN:

  1. Precalienta el horno unos 5 ó 10 minutos antes a 180º: grill y calor abajo
  2. Escurre bien los espárragos. El mejor sistema es colocar sobre un plato llano, uno hondo, boca abajo, y sobre el culete de este último, los espárragos. De esta forma todo su líquido se va escurriendo y cae en el plato llano.
  3. Ponle a dos espárragos un cinturón de salmón ahumado. No hace falta mucha cantidad.
  4. Colócalos, así, de esta forma, de dos en dos, en el recipiente para el horno, tal como ves en las fotos.
  5. Aparte, mezcla la mahonesa con la salsa bearnesa, en la proporción: 1 vaso de mahonesa por cucharadita de bearnesa.
  6. Coloca una franja de esta salsa sobre el salmón.
  7. Hornea lo justo para que se caliente y la crema quede ligeramente dorada, como se ve en las fotos.
  8. Si entra alguien en ese momento en la cocina, sécate el sudor y comenta.¡Uf, toda la mañana cocinando. En casa, ya este truco no me vale, porque me tienen cogido el número y con los amigos tampoco, ya saben de que "pata" ...


    NOTAS:

Según wikipedia:
"Salsa bearnesa.La salsa bearnesa (en francés: Sauce Béarnaise) es una salsa emulsionada a base de mantequilla y yema de huevo, condimentado con estragón y chalotas, con perifollo, cocinado en vino y vinagre para hacer un glaseado. Se sirve caliente. Un restaurador francés Fernand Point (1897-1955), padre de la moderna cocina francesa dice: "Una salsa Béarnaise es simplemente yema de huevo, una chalota, un poco de estragón, vinagre y mantequilla, pero lleva años de intensa práctica obtener un resultado perfecto" en Ma Gastronomie.[1] La salsa bearnesa es el acompañamiento tradicional de un filete (Filete Chateaubriand, filet mignon), aunque puede aplicarse igualmente a ciertos platos de pescado y verduras a la parrilla



Conclusión: la compro hecha. Antes no tenía ningún problema para conseguirla , ultimamente sólo la consigo en la zona gourmet de C.I., pero, no te asustes, vale unos dos euros el bote de la foto, y no se estropea, una vez abierto, guardándolo en la nevera.

Los recipientes de barro de las fotos son muy viejos, les he sacado un partido tremendo para este tipo de recetas, porque van bien para llevar a la mesa.
Siempre tengo la precaución de poner entre el plato y el barro una servilleta de papel, para mitigar un poco el calor.

Una anécdota de hace unos 25 años: tenía unos invitados a cenar. Hice un atún al horno en recipientes individuales de barro. Para que quedaran mejor presentados, coloqué, entre el plato y el barro, una hoja de higuera. Serví y nos pusimos a cenar. Al poco tiempo comenzaron unos efluvios maravillosos, todos me miraban pensando que era un invento de los míos, yo no tenía ni idea de lo que estaba pasando. El olor era realmente embriagador, divino. Ya te lo has imaginado; sí, efectivamente, con el calor del barro, las hojas de la higuera emanaban aquellos olores. No hubo forma de convencerles que había sonado la flauta por casualidad, que yo era la primera sorprendida.

18 comentarios:

orquidea59 dijo...

HIJA LOS ESPÁRRAGOS RICOS, RICOS. Y LO DE LA HOJA DE PARRA, GENIAL Y TU SIN IDEA DE LO QUE PASARIA CON EL CALORCILLO. A VECES PASAN UNAS COSAS ¡. BESO DE ORQUIDEA59

macus! dijo...

jajaja! habrá que probar lo de la higuera!y el plato claro! aunque a mi personalmente los esparragos no me van demasié, si dices que se queda tan bien...:P

saludos!

jose manuel dijo...

Me gustan mucho los espárragos blancos, y nunca los he probado con salmón, interesante combinación, a ver si me animo.

Saludos

Neus dijo...

Sabes lo mejor... que las recetas faciles y rapidas suelen ser las mejores...por que son las que te sirven los dias de cada dia.
Deliciosos
Un beso

Oli dijo...

Orquídea, sí, quedan ricos,ricos. Un besote

Oli dijo...

MAcus: pruébalos,a mí los espárragos tampoco me vuelven muy loca, pero con esta receta sí.Un abrazote

Oli dijo...

Jose Manuel, el salmón suelta su aceitillo al calentarse y la combinación con el espárrago y la salsa es fenomenal.Un besote y gracias por visitarme siempre que cuelgo algo.

Oli dijo...

Neus,eso mismo opino yo. Fáciles y para el día a día,fundamentalmente. Eso no quiere decir que no tengamos recetas para días especiales. Un besote

Carlos Dube dijo...

Qué curioso lo de las hojas de higuera, jejeje, pues si que fue oportuno verdad?. Y bueno, lo de decir eso de 'toda la mañana cocinando' después de gratinar un ratito la salsa es genial!!! jajajaja.

Estupenda marca de salsas, y un plato que seguro que triunfó, da igual si es sencillo. La pinta es suculenta y las fotos tienen una calidad perfecta!

Un saludo.

Oli dijo...

¡Madre mía, Carlos!Recibir estos elogios tuyos es un lujo.Gracias,mi niño. Un abrazote de OLI DE ENTREBARRANCOS

Laube dijo...

Ayyyyyyy, Oli...Opino como tú: no podemos malgastar los pocos días que estamos en este mundo. Cuando vienen amigos a casa, también prefiero sentarme con ellos y disfrutar, así que preparo cosas que pueda tener listas cuando lleguen y luego, a darle a la sinhueso.
Hace tiempo compré la salsa bearnesa en el C.I. y nos gustó mucho, la verdad; pero ya me había olvidado de ella. Pero con el salmón y esos pedazo de espárragos maravillosos.
Me creo eso que dices de la hoja de higuera... Sabes que una amiga hace licor de hojas de higuera?. Impresionante. Tengo una botellita en casa y es realmente delicioso. Suave y aromático...
Un besoteeeeeeeeeeeee

Oli dijo...

LAUBE:ya veo que en esto también estamos de acuerdo.Oye,mi niña, ¿Qué estás esperando para publicar ese licor con hojas de higuera?¿Te lo permitirá tu amiga? Je, je,convéncela.Un abrazote de OLI

Kako dijo...

Oli, reconozco que me encanta la cocina elaborada, con maceraciones y un cuanto hay. Pero esto es una delicia y si se hace en un soplo mejor. Lástima no contar con espárragos, sino la hacía ya mismo, se me cae la baba.
Besitos.

Carola dijo...

Me encanta la anécdota de las hojas de higuera :)))
Esta receta mmmmmmmhhh... me la apunto!!

Oli dijo...

Kako:no dejes de hacerlo cuando puedas comprar espárragos, te gustará.Un besote.

Oli dijo...

Carola:No dejes de hacerlo.Recuerda la precaución de escurrir muy bien los espárragos. Lo de las hojas de higuera fue "un churro", sonó la flauta por casualidad. Cuento la anécdota para que los demás la aprovechen.Un besito mi niña

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Oli, qué hermosura de espárragos. A mi el salmón no me gusta, pero no dejo de reconocer que es un excelente plato.
Un abrazo.

Kako dijo...

Oli!, gracias por recordármela, cuando la publicaste no había espárragos por aqui.
El salmón ahumado no me puede faltar, imaginarás que voy saliendo a comprar, mil gracias, que buena pinta tiene!
Un besote amiga.