lunes, 23 de agosto de 2010

Bizcocho de yogur

Esta receta va dedicada a una persona muy especial, se considera negada para los bizcochos y éste le tiene que salir perfecto para que endulce sus penas, así que me voy a esmerar con la explicación.




INGREDIENTES


1 yogur natural o del sabor elegido – yo uso yogur griego natural, sin azúcar–.
3 huevos.
La medida de 2 yogures de azúcar.
La ralladura de un limón.
Media cucharita de té de canela.
Un pizquito de sal.
La medida de 3 yogures de harina de repostería, no es la que dice simple de trigo, debe decir esponja o repostería.
1 sobre de levadura Royal.
La medida de 1 yogur de aceite de girasol, el sabor del aceite de oliva es demasiado fuerte para el bizcocho – yo uso happyday-.





TE DOY TRES OPCIONES PARA CUBRIRLO:


1º 1 cucharada de canela mezclada con azúcar glas.


2º sólo azúcar glas.


2º un glaseado blanco hecho con una clara de huevo, 200 g de azúcar glas y una cucharita de zumo de limón.





PREPARACIÓN


  1. Saca del horno las bandejas que no vayas a usar.
  2. Prepara una de las de rejillas, para posteriormente enfriar el bizcocho.
  3. Precalienta el horno a 180º función arriba y abajo.
  4. En la batidora o en la THM, comienza por batir el yogur con los huevos.
  5. Mientras, utiliza el mismo recipiente del yogur para medir 2 de azúcar. Añádeselo a la mezcla y bate bien, que quede espumoso y no oigas el azúcar.
  6. Mide 3 envases de yogur de harina, mézclalo con la levadura y vete pasándolo por un colador a un plato hondo, ayúdate con una cuchara- yo lo hago de uno en uno para no utilizar más platos intermedios.
  7. Añade la harina y bate. En cualquier otra receta de bizcocho al añadir la harina hay que batir poco, en ésta hay que hacerlo a la misma velocidad, queda mucho más espumoso así. En la THM en velocidad 5 - 6 todo el tiempo.
  8. Agrégale la medida del yogur de aceite. Bate.
  9. Unta el molde de silicona con mantequilla, no hace falta pero mejor ir sobre seguro. Pon una cucharada en el molde y caliéntalo en el microondas 30 segundos, dobla una servilleta de papel y distribuye con la punta de la misma la mantequilla Si lo deseas puedes espolvorearle un poco de pan rallado – yo lo hago –
  10. Ya el horno estará calentito. Si te olvidaste de precalentarlo, no metas el bizcocho, precalienta siempre primero.
  11. Hornéalo unos 40 minutos. Éste tiempo es sólo orientativo, cada horno es un mundo. No puedes abrir el horno durante la cocción, porque el bizcocho se desinfla al disminuir la temperatura cuando abres la puerta. Al final no hay problemas en abrir, compruebas con una aguja gruesa, con un palo de brocheta o con un cuchillo de punta fina introduciéndolo un poco, debe salir limpio. Si no estás segura haz esta operación con rapidez para qué no baje la temperatura por si tienes que seguir horneándolo.
  12. Sácalo del horno en varios pasos, primero apagas, dejas la puerta abierta y sacas ligeramente la bandeja. No debe tener un cambio de temperatura muy brusco
  13. Sácalo del horno y apoya el molde sobre la rejilla para que se enfríe por debajo y no quede húmedo. Déjalo unos cinco minutos.
  14. Desmolda. Primero le das la vuelta con un plato que no es el de presentación y luego sobre el definitivo.Con los moldes de silicona es francamente sencillo, casi está despegado por sí mismo de las paredes, si no fuera así ayúdate con un cuchillo, no de punta fina, el de comer, pero ten cuidado con el molde, no lo rajes.

LA TERMINACIÓN
La opción más sencilla para adornarlo es con azúcar glas o con la mezcla de azúcar glas con la canela. Hazlo con un colador, sino te queda un pegote.


Si estás eufórica, porque te ha salido bien, antes de empolvarlo, pon sobre el cake una blonda de esas blancas perforadas y echa sobre ella la mezcla de azúcar, la única precaución que debes tener es quitar la blonda sin que se incline y con las dos manos, sin arrastrar por la superficie, para qué el dibujo que ha quedado en el bizcocho, no se emborrone. En la foto, la blonda es de un juego de ellas que se compran al efecto, se aprecian dos piquitos que son para agarrarla y separarla del bizcocho.


La otra opción para recubrirlo es la de mezclar 1 clara de huevo, 200 g de azúcar glas y una cucharita de zumo de limón y mezclar bien con batidora o con THM. Cubre el cake con la mezcla, ten cuidado al extenderla porque puedes levantar algo la superficie del cake.


Tienes las fotos de las dos terminaciones. Prefiero no hacer la cobertura de claras, demasiado espesa para que no quede muy dulzón, pero si quieres que la costra blanca quede más espesa, mezcla menos clara o más azúcar.





NOTA


Cuidado con los moldes de silicona de las tiendas de todo a 1 euro, desconozco si están homologados, pero sin duda, son de peor calidad.


Pido disculpas por extenderme tanto. Mi intención no es la de colgar una receta en el blog, es la de enseñar a hacerlo y, claro, se me ve el rejo de profe que aún me queda. Si consigo que para alguien deje de ser un problema la cocina, si tú y los tuyos saborean lo cocinado y si algún día el nieto o la nieta, que aún no tengo, tiene recopiladas las recetas y locuras de su abuela, me doy por satisfecha.


¡A DISFRUTARLO!


¡AH, me olvidaba, congela muy bien, entero o en porciones, Perfectamente empaquetado, cuando ya se ha enfriado!

5 comentarios:

María Pilar dijo...

Felicidades, lo has explicado muy bien. Me has enseñado lo de la cobertura que no sabía. Gracias

La cajita de nieveselena dijo...

Conozco la receta desde hace años, pero leer tus explicaciones es una delicia, me has enganchado de veras y que consejos más buenos das. A mí se me da fatal explicar las cosas, porque pienso que todo el mundo sabe lo que yo sé. Bss (Elena)

Chelo.-Cogollos de Agua dijo...

Genial Oli!, que paso apaso tan estupendo. Me llevo el enlace. Muchas gracias
Un beso

Anónimo dijo...

hola! quiero comentar que para probar si las tortas o bizcochos están listos y cocidos por dentro, también en buena idea usar un espaguetti vermicelli, de esos finitos, si está crudo sale todo mojado y el orificio es mínimo, en comparación con un cuchillo o tenedor o lo que sea. Ari desde Caracas, Venezuela.

Oli dijo...

Gracias a todos.

La idea es genial, Ari. La desconocía. Mil gracias.

Saludos