sábado, 29 de noviembre de 2014

Solomillo Wellington

Reconozco que he tardo mucho tiempo, más de cuatro años, en publicar este plato que aprendí a elaborar desde hace más de 30 y que tantas satisfacciones me ha dado. Sigo con recetas en el tintero que tardan en ver la luz.

Aunque seas algo novato y te asuste un poco su elaboración, si sigues los pasos del tutorial verás que es más fácil de lo que parece. Eso sí, siempre, siempre, siempre, he usado solomillo de ternera nunca de cerdo. Mi modesta opinión es que es un plato absolutamente diferente el que se hace con cerdo. 

Aquí, en Gran Canaria, el solomillo de ternera se consigue buenísimo. Ya explique lo referente a ello en el SOLOMILLO CON SALSA DE CHAMPIÑONES, no te pierdas es receta, si nunca la has visto, porque es para quedar como un rey ante los tuyos.

¿Te animas a ver el proceso? ¡Vamos allá!







INGREDIENTES

1 solomillo de ternera (el mío congelado)
1 bandeja de champiñones laminados
1 cebolla 
1 cucharada de foie-gras (opcional)
100 g de jamón serrano
2 cucharadas grandes de mostaza de Dijón
1 plancha de hojaldre rectangular ( la mía es la de Lidl)
1 cucharada de mantequilla
Aceite de oliva virgen extra
1 huevo
sal y pimienta


PREPARACIÓN (mira las fotos del paso a paso y las notas finales)


  1. Rehoga en la mantequilla más una cucharada de aceite la cebolla cortada pequeñita. Cuando ya esté casi hecha, añade los champiñones partidos bien pequeñitos y cuece hasta que se evapore el líquido. Este es el momento de añadirle (opcionalmente ) la cucharada de foie-gras. Aparta del fuego.
  2. Dora el solomillo a fuego fuerte con las cucharadas  restantes de aceite. Vete dándole la vuelta para que se dore por todas partes. Solo marcarlo, el interior debe estar crudo.
  3. Salpimienta y deja enfriar ligeramente.
  4. Extiende sobre un papel film amplio las lonchas de jamón serrano. Procura que no sean excesivamente grandes.
  5. Sobre las lonchas de jamón extiende los champiñones. No debe quedarle líquido.
  6. Embadurna el solomillo por todas partes con la mostaza de Dijón.
  7. Coloca el solomillo sobre los champiñones.
  8. Envuelve todo con forma de caramelo con el papel film que tenías debajo. Procura apretar ligeramente para que te quede bien sujeto.
  9. Precalienta el horno a 200 º C.
  10. 45 minutos antes de comer extiende el hojaldre, mejor que sea el rectangular. Reserva un poco del hojaldre, si lo deseas, para elaborar los adornos.
  11. Desenvuelve con cuidado el solomillo envuelto y deposítalo sobre el hojaldre. Unta el reborde del hojaldre con un huevo batido, ciérralo y colócalo sobre la bandeja del horno a la que previamente has puesto papel de hornear.
  12. Úntalo con el huevo, forma los adornos con el hojaldre reservado, colócalo sobre el solomillo, úntalo con el resto del huevo batido y "perfora" el hojaldre. Yo lo hago con el extremo de un cubierto en las zonas que asemejen los frutos del adorno.
  13. Hornea a 180º C media hora o hasta que veas que tiene el dorado apropiado.
  14. Prepárate para que te hagan la ola.






















NOTAS

* Tiene mucha menos dificultad de la que aparenta.
* Puedes dejar preparado los champiñones desde el día anterior.
* Puedes hacer con antelación el solomillo, unas horas antes, y luego tienes dos opciones: guardarlo en el frigorífico con el papel film o cuando ya tiene el hojaldre.
* En ambos casos anteriores ten en cuenta que está frío y que tardará algo más de tiempo en el horno.
* Si a los tuyos les gusta el solomillo más hecho , dóralo algo más en la sartén, pero procura no hacerlo mucho pues tras el horneado puede quedarte algo seco.
* Si te sobra puedes darle un horneado a los restos al día siguiente. En el microondas pierde bastante.
* También puedes hacerlo en versión individual, en mini paquetes.
* Procuro poner las lonchas de jamón no demasiado grandes para que sea más fácil partirlo.
* Nunca muelo los champiñones, simplemente los parto bien pequeñitos.

UNA ANÉCDOTA

Hace unos 20 años, no recuerdo la razón, lo presenté en una bandeja de esas rectangulares de pirex. Coloque el solomillo, sin el hojaldre dentro, después de quitarle el papel film, mojé bien el reborde de la fuente y coloqué el hojaldre, sin estirarlo demasiado, sobre la misma con el reborde pegado gracias al agua. Lo adorné, con su correspondiente capa de huevo y al horno.
Yo fui la primera sorprendida al ver el resultado, me quedó como una bomba de hojaldre perfecta.
De esta forma el hojaldre queda mucho más crujiente porque no está en contacto con el solomillo. Al servir "rompes" la bomba de hojaldre y sirves la porción de solomillo con parte del caparazón de hojaldre.
Otra  versión del Wellington.


NO TE PIERDAS LAS ENTRADAS NAVIDEÑAS DE MANUALIDADES Y DECORACIÓN


8 comentarios:

Carlos Dube dijo...

Por favor qué pintaza!!!

Jose Juan Lasso Quintana dijo...

Buenas Tarde Sra.Oli, ya tengo el plato de carne para la cena de navidad,es este por supuesto. Ahora me gustaría su consejo para la guarnición,que le acompañaría. Me gustaría unas verduras guisadas, (solo habichuelas y zanahorias) y unas papas pero estas no se de que forma.Esto es lo que me parece a mi,pero quisiera saber como lo acompaña usted. Gracias.

Oli dijo...

Juan José:

Muy bien, decisión acertada, una estupenda elección.

Yo no lo acompaño con ninguna guarnición. Por una parte porque siempre he puesto un primer plato y un postre acompañando este solomillo y, por otra parte, la guarnición ya la lleva, los comensales van comiendo un poco de carne, un poco de los champiñones, del jamón y del hojaldre.

No me pega añadirle más verduras y quizás las papas no casan demasiado con el hojaldre.

Espero haberte ayudado.

Un saludo

rosa maria gandarias dijo...

Buenos días Olivia: Me encanta que quedemos, ya ves que me incluyo, personas que todavía "guisen" y que encuentren satisfacción al hacerlo y pensar que su familia va a disfrutar con ello. Un saludo cariñoso.

Oli dijo...

Sí, Rosa María. Para mi es una satisfacción ver saborear a los míos lo que cocino, aunque sea algo muy simple.

Un abrazo

md dijo...

Tiene una pinta increíble. Me quedo con la receta; Oli.

Gracias y un abrazo.

Pino Fandiño dijo...

Mi querida amiga..eres mi inspiración en esta Navidad, de momento estàn privados..para el 31/12/14 toca Solomillo Wellington..ya te contaré.

Oli dijo...

Hola, Pinito:

¡Qué alegría verte por aquí! Me alegro de haberte facilitado un poco las comidas navideñas.

Ya verás que triunfarás con el Wellington. Ya me contarás.

Espero verte pronto, ven a tomarte un café.

Un abrazo y feliz año, de nuevo.