lunes, 17 de febrero de 2014

Dos mini rosas de filo nada ortodoxas pero exquisitas

Quise aprovechar los restos de pasta filo de la rosa que publiqué AQUÍ, lo había guardado bien envuelto en papel film en el frigorífico. Encontré un resto de nutella y otro de dulce de leche e hice dos rosas, una con cada resto. 

Quise simplificar aún más la receta ya publicada y añadí variaciones de mi cosecha. ¡Cuál sería mi sorpresa   al comprobar el resultado!

En casa no nos pusimos de acuerdo. Entre los que la probaron había partidarios de una y de otra pero sin decantarse como favorita por ninguna de ellas. Para mí, la de nutella se llevó el premio.








INGREDIENTES
Restos de pasta filo. (De un paquete me salió la rosa anterior de 30 cm de diámetro y estas dos de 20 cm de diámetro)
Restos de nutella y de dulce de leche. (Menos de una taza de café de cada uno de ellos).
Aceite de oliva virgen extra en spray
Unos granos de sal, una cucharadita de café, aproximadamente.. (Para la rellena de nutella)

PREPARACIÓN
  1. Precalienta el horno a 180 º.
  2. Unta dos fuentes redondas, unos 20 cm de diámetro con el aceite en spray.
  3. Coloca papel film sobre la encimera para evitar ensuciarla mucho. Extiende la pasta filo, le das un toque con el aceite a la primera hoja y colócale a lo largo unos pequeños pegotes de nutella (unas 4 ó 5 cucharaditas de café),  no es necesario extenderlo.
  4.  Pliega la lámina de filo como vimos en el vídeo y enróllalo en el centro del molde. Repite la operación enrollando alrededor del primero. 
  5. Dale un toque con el spray de aceite por encima esparce unos granos de sal gruesa  y hornea hasta que esté dorado.
  6. La misma operación para la rellena de dulce de leche. Este no lleva la sal. 

NOTAS:
* Ya me conoces y sabes que no recomiendo nada que no me guste. ¡De verdad, de escándalo! Me alegró enormemente poder sustituir la mantequilla por el aceite de oliva, no solo por ser más saludable, es que lo de extenderla era una lata, para mí al menos.
* El toque de sal le va genial a la de nutella. Solo un toque, unos granos.
* Las guarde en la lata y se conservaron bien ¿Cuánto? Ni idea, no duraron ni un asalto.
* No te preocupes si los restos de pasta filo están algo rotos, al ir tan plegada la lámina no se aprecia. Tampoco es mi intención conseguir una rosa perfecta.


NO TE PIERDAS MIS OTRAS ENTRADAS DE ESTA SEMANA

EN DECORACIÓN: "Un apartamento en 38 metros cuadrados"

EN MANUALIDADES:"Muñecos con cucharas de palo"

4 comentarios:

Mar dijo...

Buenos días Oli,
Siempre con ideas espectaculares. De lo difícil haces fácil y fantástico.
Un besote,
Mar

Dolores-MiGranDiversion dijo...

Genial esta idea y bien rica
Bss

CHARO dijo...

me encantan estas rosas. La original también me gustó, es una preciosidad, aunque el sabor no se le debe quedar atrás. Me quedo con las tres, a ver cuál hago primero...

Auxai tartas y más dijo...

Bueno pues yo.... ¡Quiero pecar! Jajajajjaja y varias veces... así que a por ellas... gracias por la receta. Besitos.
Tartas Madrid