lunes, 7 de octubre de 2013

Tarta tatin de membrillos

Me gusta el membrillo. Su sabor está asociado totalmente a mi infancia. Nací junto a la playa de Las Canteras (Las Palmas de Gran Canaria). Una playa capitalina como pocas existen en el mundo. 

Una costumbre de aquella época consistía en comprar un membrillo. Sí, solo uno, y comerlo mientras nos bañábamos. Le dábamos un mordisco y se lo lanzábamos al siguiente del grupo con el que compartíamos el baño, el membrillo rotaba cada vez más pequeño. El salitre iba penetrando poco a poco en él... ¡exquisito! 

La tarta tatín más popular es la de manzanas, en ella la manzana se carameliza en mantequilla y azúcar, se tapa con la masa de hojaldre o quebrada y se hornea. Para servir se le da la vuelta y las manzanas quedan en la parte superior, 

La tarta tatín de membrillos, que te traigo hoy, sustituye la mantequilla y azúcar por miel. Una receta simple, sencilla, sin necesidad de ensuciar muchos cacharros. ¡Vamos, de mi estilo!








INGREDIENTES
1 lámina de hojaldre. (Yo de Lidl)
8 membrillos
3 cucharadas de miel
1 limón grande o dos pequeños


PREPARACIÓN

Precalienta el horno a 180º

  1. Pela y trocea los membrillos, como ves en las fotos de la tarta terminada, en cuatro trozos. Quítale las pipas y la parte dura del corazón.
  2. Le añades el zumo de limón para que no se oxiden.
  3. Los doras en el fuego con las cucharadas de miel hasta que se ablanden. (Mira las notas)
  4. Una vez esté casi a punto, cubre los membrillos con el hojaldre, metiendo bien los bordes alrededor del membrillo.
  5. Hornéalo hasta que lo veas dorado.
  6. Desde que puedas manipularlo dale la vuelta

NOTAS

* Aunque la tarta, como habrás podido comprobar, es de una gran sencillez, tiene un pequeño problema: la misma sartén con la que se doran los membrillos va posteriormente al horno para dorar el hojaldre. Debe ser, por lo tanto, una que no lleve asa o que puedas retirársela.
* Siempre uso un modelo de esas características de Ikea o, como en esta ocasión, una bandeja de hornear rectangular que me sirvió también para dorar en primer lugar los membrillos.
* Cuando los membrillos están casi dorados y a punto de colocar sobre ellos el hojaldre, procuro colocarlos bien para que al darle la vuelta quede una bonita presentación.


Mis otras recetas con membrillos:


Bizcocho de membrillo



5 comentarios:

Paloma dijo...

Tiene un aspecto fantástico!!! La probaré, aunque antes tendré que buscar el recipiente adecuado...
Un beso!

lola dijo...

esta tarta es genial y muy facil de hacer por lo que veo


¡¡besos¡¡

Mar dijo...

Buenas tardes Oli, que últimamente os tengo olvidados pero no porque quiera. Hay veces que se complican las cosas y queda poco tiempo y el poco que tienes lo tienes que utilizar para lo que tienes al lado...ainsss.
Me ha parecido una tatin estupenda. Yo siempre tengo la sensación que con los membrillos no puedo dar el punto para una tarta a no ser que haga carne de membrillo pero veo que te ha quedado fantástica.
Tomo nota, ya sabes que eres como mi gurú en la cocina.
Bss
Mar

areinar dijo...

Hola, genial receta. Aquí tienes mi versión:

http://flic.kr/p/gPZQRr

Sin limón y con canela. Había hecho uno antes de peras, y el sabor de limón predominaba al de las peras.

Mi tatín de peras:

http://flic.kr/p/gzEVbk

Oli dijo...

Buena idea. La probaré, de todos modos en casa somos partidarios del ácido del limón.

Besos