lunes, 23 de septiembre de 2013

Congelación de churros

Nunca pensé en publicar esto pero como cada vez que invito en casa a churros me comentan: no se me había ocurrido, ¿ya lo publicaste? Pues, allá voy, igual le es útil a alguien. 

Hace muchos años, unos 25, que congelo los churros. Cuando vives lejos de la churrería, cuando sabes que los mejores churros los hacen en tal o cual sitio, o cuando los domingos y festivos nadie está dispuesto a quitarse el pijama para ir a comprarlos, es la solución ideal.

En nuestro caso concreto, nunca los elaboramos nosotros, los compramos en Ingenio, en el Bar Paco junto a la iglesia. ¡A 42 kilómetros de casa! Le pedimos que los deje un poco menos hechos de su punto perfecto porque el toque final se lo daremos en casa.

¿ Cómo se congelan y calientan? 





¿Cómo se congelan?


La rueda de churros, recién comprada, se corta con tijeras del tamaño adecuado para que quepan bien en tu tupper. Cada capa  (si te caben varias alturas) se separa utilizando papel de hornear . 

Se cierra bien se etiqueta y al congelador. Se conservan durante 3 meses, pero  nunca llegan, je, je.

De esta forma no se quedan pegados y puedes ir sacándolos de uno en uno.



¿Cómo se calientan?

Todo depende de la cantidad. Si lo que necesitas es un churro para acompañar un café, se calienta en la tostadora de pan. Si es para desayunar cuatro personas, conviene hacerlo en el horno.

Si vas con prisas puedes descongelarlos en el microondas; pero, ¡OJO! poquísimo tiempo, como mucho 15 ó 20 segundos, de lo contrario se te quedarán como chicle. 

Es posible que al principio te cueste cogerle el punto, porque depende mucho de la cantidad de churros, pero desde que practiques un poco lo harás al mismo tiempo que preparas el café con leche o el chocolate y además, quedarán buenísimos. Por supuesto, mucho mejor que los que se compran en los supermercados para freír en casa. 

AQUÍ PUEDES VER LAS 43 ENTRADAS ANTERIORES DEDICADAS A LA CONGELACIÓN
Y
AQUÍ LAS 77 ENTRADAS ANTERIORES DEDICADAS A LAS RECETAS QUE PUEDEN CONGELARSES

13 comentarios:

Madreconcarné dijo...

Bueno, es que no se me hubiera ocurrido ni en un millón de años. Muchas gracias

SUSANA dijo...

¡Oli, que idea tan genial!
Y mira que a mi me gusta congelar... pero nunca se me habría ocurrido!
Tomo perfecta nota :-)
¡¡besitos!!

Kaken dijo...

Gracias, tu idea me viene genial, sobre todo por lo feliz que va a ser una de mis hijas :). Un abrazo.

Montse dijo...

Por Dios, Oli! Nunca se me había ocurrido, pero qué buena idea...Gracias, tendré que comprar y ponerlo en práctica!
Besos

Oli dijo...

Como en tantas otras ocasiones aquello que me da apuro publicar tiene mucho éxito, quizás sea por su sencillez.

Un beso y mil gracias

Naroa Calatayu dijo...

Hola, he dado un vistazo por tu blog y la verdad que me ha encantado tus recetas, presentaciones, me quedo por aqui, si me permites, te invito a visitar el mio http://madamenaroa.blogspot.com/, saludos desde Uruguay.

María dijo...

Hola Oli yo me complico un poco más pirque hago los churros yo misma cada Domingo menos en verano. Eso si como lo mío es la ingeniería de procesos cocineriles tengo todo el procedimiento optimizado en 30 mins estan los churros listos incluyendo limpieza de todo lo utilizado...Ahora mi hijo me ha pedido churros para llevar al recreo !!!! Yo no sé cómo quedarán después de descongelar en la tostadora o si no sera mejor congelar la masa y freírle un par de churros al enano...cómo lo ves?

Oli dijo...

María, yo los haría en la tostadora ; pero, por qué no haces una prueba y decides cuál te gusta más. Muchos detalles de la congelación los he descubierto probando.

Ten en cuenta que si congelas la masa tienen que estar formados los churros y congelados primero al descubierto o contacto y, una vez endurecidos, envasados convenientemente.

Si tienes dudas consulta en el INDICE (parte superior) dentro de mis entradas de CONGELACIÓN las tituladas: CONGELACIÓN AL DESCUBIERTO Y EL ENVASADO.

Ya me contarás. Besos

María dijo...

Mil gracias Oli. Esta semana haremos el experimento a ver qué tal, sobre todo me pregunto en qué estado van a llegar los churros al recreo ya me dirá el niño ahora como esten medio pasables se ve a convertir en el rey del patio. Tengo otro experimento en marcha que es relleno de truchas con batata que me sobr y para el puente llevará un año a ver qué tal. Me encanta tu blog que me trae aires de la tierra cuando estoy lejis (anque yo soy de Tenerife) y tb porque veo que vas como las locas a mi me pasa igual con un trabajo muy exigente y con los niños pero me meto en unos fregados teemendos pero no lo puedo evitar el sofá y yo nonos llavamos tan tan bien millones de besos seña Oli

Noelia dijo...

¡Hola! Me encanta la idea, desde luego es una ayuda. Quería preguntarte una cosa. ¿Los que están rellenos sabrías si pueden congelarse también? Es que teniendo crema o chocolate ya no se ... Gracias! Tienes una pasada de blog

Oli dijo...

Noelia: Nunca los he congelado rellenos; pero, no hay duda que la experimentación es la clave. Prueba con uno y ya rectificarás según veas el resultado.

Quizás te conviene leer mi entrada de cómo congelar las tartas, magdalenas y demás, por si te aclaran algún detalle.

Besos

Anónimo dijo...

Hola. En una casa de turismo rural que frecuento,siempre tiene los churros crugientes. A cualquier . Pregunté como era posible y me contestaron que siempre tienen un stock congelado. Pero que el punto era secreto profesional. Acabo de congelar y mañana probaré. Os cuento. Mil gracias

Oli dijo...

Anónimo: recuerda que es importante cogerle el punto. Nosotros hemos optado por cortarlos más pequeños de lo habitual y por ponerlos en la tostadora sin descongelar varias veces, muy poco tiempo cada vez. Me explico, dejamos que se haga lentamente, con intervalos de mini descanso. En total 3 ó 4 minutos con los descansos incluidos. Dependiendo de como sea tu tostadora igual necesitas darle un poco la vuelta.

Ya me contarás.

Un abrazo