lunes, 17 de diciembre de 2012

Galletas de jengibre con membrillo

Cuando publiqué el desayuno con las amigas AQUÍ indiqué que iba a publicar las recetas poco a poco. Ya publiqué la Tartaleta de bacon con huevos y chorizo AQUÍ y hoy le toca el turno a las galletitas.


Quedan muy buenas y se conservan bien en lata cerrada; aunque, para mi gusto, sale demasiada cantidad (la receta es de Sweetopía).Tienes varias opciones para solucionarlo: reducir las cantidades a la mitad o a un tercio o dividirla en porciones a tu gusto y congelarlas en bolas, de modo que el día que se te apetezca, las formas y las horneas en un plis-plas.


Yo las hice todas de golpe y me resultó interminable, no había forma de que se acabara la masa. Comencé haciendo los hombrecillos de jengibre, las galletitas para trabar en la taza y acabé haciendo renos y otras variadas grandes para que se acabara de una vez.











INGREDIENTES


800 gr de harina todo uso
1 cucharadita de polvos de hornear
225 gr de mantequilla sin sal
2 huevos grandes
225 gr de azúcar morena
3 cucharaditas de canela
3 cucharaditas de jengibre molido
1 cucharadita de clavo molido
1 cucharadita de sal fina
240 ml de melaza (yo usé miel)

PREPARACIÓN

  1. Bate la mantequilla con el azúcar hasta que quede esponjosa. En TMX a velocidad media.
  2. Añádele las especias, los huevos y la melaza (o la miel). Bate a velocidad baja.
  3. Agrégale la harina cernida, la sal y los polvos de hornear. Mezcla bien.
  4. Haz un par de bolas, envuélvelas en papel film y refrigera 1 hora como mínimo. 
  5. Extiende la masa sobre superficie enharinada o entre dos hojas de papel de hornear. Pásale el rodillo.
  6. Corta las galletas con el molde a tu gusto y vete colocándolas en la  bandeja de hornear sobre papel de horno. Debes separarlas un poco para que al hornearse no se peguen entre sí.
  7. Refrigera en el frigorífico (las bandejas de horno caben perfectamente) de 15 minutos a 1 hora.
  8. Precalienta el horno a 180º.
  9. Hornea de 12 a 15 minutos. 
  10. Enfríalas sobre rejilla.
  11. Cortar con los moldes de los hombrecillos el membrillo y montar sobre las galletas en el momento de servir

NOTAS
* Sustituí la melaza por miel.
* Los dos clavos no los molí, simplemente los piqué con una puntilla bien pequeñitos.
*Yo las guardé en latas. Siempre pongo entre la tapa y la base de la lata una servilleta de papel para que al cerrarla quede bien sujeta y se conserve mejor el contenido. Naturalmente, el membrillo lo conservo en el frigorífico en un tupper y lo coloco sobre la galleta en el momento de servir. 
* Aunque cuando hice DULCE O CONSERVA DE MEMBRILLO  procuré hacerlo fino no me quedó lo suficientemente delgado. Los corte con el mismo molde de galletas y después me resultó muy fácil dividirlos en dos.
* No creo que sea necesario comprar esos moldes de galletas para insertar en las tazas, puedes usar el que tú tengas dándole el corte que se ve en las fotos. Procura que quede algo holgado porque si se pega la hendidura al hornear ya no te entra en el borde de la taza. 

7 comentarios:

Mi toque en la cocina dijo...

Unas galletas deliciosas pero yo haré la mitad para que no se me hagan muchas.
Un besito guapísima y felices fiestas.

jose manuel dijo...

Estuepndas con ese acompañamiento.

orquidea59 dijo...

Jajajajajaa, me rio porque te imagino haciendo galletas a destajo para terminar la masa. Pero deben ser ricas y son preciosas.
Besazos

lola dijo...

porque no me mandaste unas pocas je,je.....seguro que tus amigas no dejarian muchas y más acompañadas de ese rico membrillo


¡¡besos¡¡

mar dijo...

tienen que estas de chuparse hasta los codos, me encantaron

Oli dijo...

Gracias chicos.
No crean que estaba bromeando, casi me da un ataque, parecía que la masa aumentaba en vez de disminuir. Tonta de mí, seguí haciendo galletas en vez de congelarlas. Menos mal que se conservan estupendamente y están buenísimas.

¡Cada vez admiro más a las que hacen galletas decoradas, me podría morir! Yo cobraría una fortuna por cada una y le daría un guantazo al que osara comérselas, je, je.

sofiaaurora dijo...

Preciosas, si es que eres un as, perfectas para una rica merienda, besos
Sofía