lunes, 8 de agosto de 2011

Judías a la vinagreta

Hay recetas conocidas, sencillas, con ingredientes de fondo de armario  y que parece que no tienen ninguna dificultad pero que elaboradas sin el "punto" que deben tener pueden pasar de ser recetas exquisitas a una más del montón.
Esto no solo viene a cuento por esta simple receta, también por muchas  otras, quizás todas ellas sencillas, como las papas fritas o la tortilla francesa, por ejemplo, que de una mano a otra se parecen como un huevo a una castaña.
El secreto no solo reside en la materia prima escogida, también en las proporciones de los diferentes ingredientes, en la manera de picarlos, en la temperatura a la hora de cocinarlos; y, como no, en la prueba de fuego que supone que al probar el cocinero una receta sea capaz de detectar si la falta esto o le sobra lo otro, e incluso, qué variación puede darle la próxima vez para conseguir mejores resultados. 
¿Cómo se consigue darle ese punto? Con la práctica, por supuesto, con la observación, pero, fundamentalmente, con que se elabore con cariño, con que te guste la cocina. 
En muchas ocasiones cuando voy a pintar un cuadro, antes de empezarlo ya sé que ese día estoy inspirada, tengo ganas de hacerlo, sé lo que quiero conseguir, etc. y no fallo en la apreciación. Hay otras,  en las que sé que no las tengo todas conmigo, ese día la mano no me camino sola, no consigo "flotar" mientras pinto y el resultado lo refleja.
¿Te pasa eso a ti también al cocinar?  A mí sí. Hay días que me digo antes de empezar: Oli, hoy no es tú día. Sí, lo sé antes de ponerme manos a la masa. 


La receta de hoy es sencilla pero puede ser convertirse en una exquisitez. Si la haces procura estar "sembrado", tú y los tuyos la van a disfrutar.  







INGREDIENTES


1 bote de judías blancas guisadas.
3 huevos duros.
1 cebolla pequeñita.
1/2 pimiento verde.
1/2 pimiento rojo.
1 bote pequeño de aceituna deshuesadas.
3 tomates hermosos.
1 lata grande de atún en aceite de oliva virgen extra.
1 taza (de las de café) de aceite de oliva virgen extra.
4 cucharadas soperas de  vinagre de Jérez.
1 cucharadita colmada de mostaza de Dijón.
sal.
pimienta negra recién molida.
un ramito de perejil. 


PREPARACIÓN
  1. Vacía el tarro de las judías en un colador grande y lávalas delicadamente bajo el grifo de agua fría.
  2. Lávalas y mézclalas con el resto de los ingredientes, previamente picados BIEN pequeñitos..
  3. Haz una vinagreta mezclando la sal con el vinagre y añadiéndole el aceite, la pimienta, la mostaza y el perejil bien picaditos.
  4. Únela al resto de los ingredientes y sirve bien fría.





NOTAS
* El orden de los ingredientes al hacer la vinagreta o está puesto al azar, la sal debe disolverse en el vinagre antes de añadir el resto de los ingredientes. La mostaza imprescindible para que te quede exquisita.
* El perejil siempre lo pico con unas tijeras dentro de un vaso.




* Prueba la ensalada ya aliñada y comprueba que no te falta más vinagreta o algo de sal o quizás otro toque de pimienta.
* Aunque gran parte de las ensaladas conviene aliñarlas al final, en este caso es mejor unas horas antes porque coge mejor sabor. Puedes hacerla incluso de una día para otro.
* La elaboración del recipiente de hielo es muy sencilla, puedes ver el tutorial AQUÍ. El adorno de ésta es de romero. Hice recipientes individuales para los comensales (somos poquitos), los tenía congelados hace tiempo por si... y con las judías tuve ocasión de usarlos.
* Haz cantidad, muchos repiten y prepara pan para "empujar" y para sopetear un poco la salsa vinagreta. ¡Ah, procura que no se te entere la de ese blog que se llama Entrebarrancos, que se está enrollando con cómo  hay que recibir en casa!

19 comentarios:

jacamaca dijo...

Sjajna ideja, bas mi se dopada :)

jose manuel dijo...

Esto es como una ensalada, yo lo hago parecido, que ricas y ahora con la calor más apetecible todavía.

Saludos

Eneri dijo...

Me encanta esta ensalada, pero no le echaba mostaza, seguro que le da un toque genial, lo haré así la próxima!! un besin

Isa dijo...

Que presentacion tan original!!!!
Besos

HELEN -Mamá In Design- dijo...

Que recuerdos... este era el plato favorito de mi padre en verano.

Me has hecho dibujar una sonrisa en la cara mientras te leia.

Un besio super grande!!!

jacamaca dijo...

Fantasticno izgleda mila moja :)

jacamaca dijo...

Fantasticno izgleda mila moja :)

Maribel - Belmari dijo...

Oli, yo hago mucho esta ensalada y nos encanta pero nunca le he puesto mostaz...la próxima vez la pondré que pinta muy requetebien!
El recipiente es una pasada de bonito, yo ya había visto la entrada y me dejo cautivada.
Los consejos como siempre vienen genial...a veces vamos con prisa y las cosas no salen lo mismo.
Besitos guapa.

Kako dijo...

Oli, que delicia tu ensalada, yo adoro las judías, me la voy a preparar.
Preciosa presentación!
Bss.

Gloria dijo...

La receta es una maravilla, pero la presentación me ha desencajado la mandibula.
Un beso

Carlos Dube dijo...

Maravillosa presentación y ensalada, a nosotros esta en concreto nos encanta, y si en vez de judías acelgas, también.

Un saludo.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

La idea de la mostaza es muy buena, debe quedar muy bien con las judías.
Besos.

Recetasparamishijos dijo...

Hermoso arreglo para una buena receta. Tienes mucha sensibilidad Oli,
Un beso,

Las recetas de Abunany dijo...

Que pinta mas sabrosa tiene la ensalada !!!!! y que original con el recipiente helado .

La verdad que la cocina es como la pintura , a veces estas mas inspirada que otras .

Muy buena la información de los utensillos que se pueden usar en el micro .

Estoy pasando por todos tus blog a ver que sorpresa tengo .

Un beso , cuidate .
Nancy

Aire dijo...

Que deliciosas se ven!! Me apunto la receta!

Angie dijo...

Receta ideal para estos tiempos de calor! Un besito, Oli!

Olguichi1970 dijo...

Un plato delicioso y un blog de lo más bonito....Besos

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Unas judías de fiesta, qué bien fresquitas van a estar con ese recipiente bien preparado y aromatizado. Ideal para esta época.
Un beso.

Laube dijo...

Ayyy, Oli, las judías a la vinagreta, fantásticas, pero los platillos de hielo y romero me han parecido una exquisitez. Con tu permiso, copio la idea que tiene miga...
Un besote