lunes, 25 de julio de 2011

Tortilla de pan frito y serrano

Compré hace años un libro exclusivamente de tortillas. Escaparon de la hoguera 2 ó 3 recetas. No es nada del otro mundo, eso ocurre infinidad de veces con muchos libros. Pues bien ésta es una de las que escapaban: una tortilla de pan frito y jamón serrano. Es una sencilla receta que te sacará de más de un apuro no solo a ti también a esos hijos negados para la cocina. La voy a redactar para ellos. ¿Te animas a proponérsela para que se la hagan de cena ? 







INGREDIENTES


 2 ó 3 huevos.
1 rebanada de pan de molde (yo he usado de espelta).
1 loncha gruesa de jamón serrano.
3 cucharadas sopera de aceite de oliva virgen extra.
POQUITA sal.


PREPARACIÓN

  1. Corta el pan, mejor sin corteza, en tacos pequeñitos y dóralo en una sartén con un par de cucharadas de aceite. Debes removerlos y estar atento porque se quema por el aire. Escúrrelo sobre una servilleta de papel absorbente.
  2. Corta el jamón también en taquitos. Mézclalos con el pan.
  3. Bate los huevos en una plato hondo y si le pones sal recuerda que con el jamón te puede quedar muy salado. 
  4. Pon una cucharada de aceite en una sartén y cuando esté bien caliente, échales los huevos batidos y extiéndelos bien por toda la sartén, girando suavemente la sartén a uno y otro lado.
  5. Cuando empiece a cuajar colócale encima en la mitad más cercana a ti la mezcla de pan y jamón y desde que veas que empieza a despegarse el reborde desplaza la otra mitad, libre, dejándola como un libro o como una boca abierta enseñando los dientes.




NOTAS


* He intentado hacerla como una tortilla francesa normal y solo lo consigo si le pongo poquito relleno; de otro modo, resulta un poco complicado enrollarla. Si la quieres contundente mejor utiliza este procedimiento o hazla como si fuera una tortilla de papas, dándole la vuelta con un plato, en este último caso lleva más huevos.
* El éxito está asegurado. En cuanto a la juventud, no le des el pescado, enséñalos a pescar; no solo por tu bien, principalmente por el bien de ellos. Sí, lo reconozco, he sido una madre sargento, mi hijo me lo ha agradecido en muchas ocasiones, pero mejor no hablo de educación porque el tema me apasiona y me enrollo.

11 comentarios:

luisa dijo...

no me extraña que tenga éxito que pinta de tortilla. Bss

La cajita de nieveselena dijo...

Se la puedo enseñar a mis hijos, pero ahora mismo me voy a preparar una para mi desayuno con un zumo de naranja. Bss (Elena)

Roser dijo...

que buena idea la de esta tortilla!! me ha gustado mucho. besos

Brétema dijo...

Qué tortilla más original y buena.
Un abrazo

Vero dijo...

Menuda cenita mas completa es este plato, tomo nota Oli¡ besiños grandes

jose manuel dijo...

Que tortilla más deliciosa, me encanta. Me llevo la receta.

Saludos

Mari dijo...

Una tortilla de premio!! Que buena.. Y que coraje que te pase eso con algun libro eh?? Yo me compré hace unos años, ilsuionadísima, el gran libro del chocolate, y la mayoría de recetas que he probado, no salen bien.. No te puedes fiar con las cantidades..
Saludos.

Isabel dijo...

Una cena completísima!!!
Yo me compré un libro de bizcochos hace tiempo y de los que probé no salió bien ni uno!!!
Es que hay cada cosa... ;-)

carmen dijo...

Una tortilla muy curiosa, que relleno más rico y no dudes que la voy a probar, un beso

Salome dijo...

Pues tiene muy buena pinta y desde luego es de lo más original! Es cierto que hay que hacer que los hijos cocinen, aunque sea lo básico que durante el resto de su vida te lo agradecerán...

Carlos Dube dijo...

La primera foto es fantástica, como esta sencilla receta. Alimento tiene desde luego, y para la gente joven que no para por casa y que no hace mas que picotear, es ideal.

Un saludo.