domingo, 24 de julio de 2011

Congelación de cubitos de hielo

¡¡¡¡Qué abandonadas tengo mis entradas sobre congelación!!!!
Entre el MICROONDAS Y RECIBIR EN CASA me olvidé de ellas. No, no es cierto, ¿cómo me voy a olvidar de algo que me ha resuelto la vida los últimos 35 años? A veces pienso: ¿Cómo me las arreglaba antes de congelar? No quiero ni pensar lo que sería de mí sin buenos congeladores, supongo que no tendría tiempo para nada, habría dado mil viajes al super, tendría que haber cocinado todos los días, habría gastado más gas o más electricidad, etc.


Bueno, vamos al grano. Hoy una entrada sencillita como corresponde a las vacaciones. Te voy a dar una idea de cómo puedes congelar cubitos de hielo de una forma más práctica.





Puedes congelarlos en grandes cantidades para usarlos para enfriar rápidamente verduras y frutas después de escaldarlas, y, en esta época del año en bebidas de diferentes sabores.


Congelas los cubitos en las bandejas en las que siempre lo haces, una vez que estén congelados, los sacas del recipiente y los pasas a una bandeja normal y corriente. Los mantienes durante  2 horas para que se terminen de congelar al descubierto (al contacto).
Los envasas en bolsas para congelar, los cierras bien, los marcas y de nuevo al congelador. 


No solo te ocuparán mucho menos espacio en el congelador, además, te facilita muchísimo el sacarlos individualmente (no quedan  pegados entre sí). Más aún cuando los haces de diferentes sabores: café, zumo de frutas, té, etc., y puedes añadirlos posteriormente a las bebidas correspondientes, sin diluir su sabor.



 Los congelas en las bandejas en la que acostumbras hacerlo.



Lo pasas a una bandeja y los metes de nuevo en el congelador durante 2 horas.


Si los envasas en bolsas, te quedarán sueltos, los vas sacando poco a poco con comodidad y te ocuparán menos espacio. 

Para hacer cubitos de hielo adornados para usarlos en bebidas para cócteles, por ejemplo, colocas una tirita de cáscara de limón, lima o naranja, una ramita de hierbabuena o una guinda en cada hueco de la bandeja de cubitos, los recubres de agua, y los congelas como expliqué al principio.

8 comentarios:

La cajita de nieveselena dijo...

Bueniiisimo y sencillo consejo, a veces cuando vamos a tener fiesta e casa o vamos a necesitar hielos de sabores lo hacemos, pero casi siempre se terminan "abrazando" unos a otros y no hay manera de despegarlos sin romperlos.
Seguiré tu truco.
Besines
Nieves

Kako dijo...

Que bueno que no te has olvidados de los congelados, es algo para mi fundamental, ya estoy llenando el freezer para el invierno.
Me alegra leerte Oli, yo voy volviendo de a poco.
Un beso.

josefa dijo...

GRACIAS POR TUS CONSEJOS
ESTAS EN TODO!!!!!!!!!!!
BESOS

Kevin dijo...

Me encanta el mundo de la cocktelería y esto le va que ni pintao, lo bueno de ello es que puedes hacer mil inventos para que un cocktel quede diferente a otro y la verdad que con hielos así te ganas a cualquiera :)
Un beso

alge dijo...

Es una idea genial, por que siempre acaban pegándose, buen truco
Besos

Laube dijo...

Me parece una idea magnífica, Oli. Yo no soy una gran consumidora de hielo, más que nada, porque no me gustan las cosas muy frías (ni muy calientes). La única cosa que me gusta beber bien fría es la cerveza... Sin embargo, alguna vez sí me gusta tomarme una copichuela en casa y le pongo unos hielines... Esos con tiritas de limón, de menta... qué originales!
Un besoteeeeeeeeeeeee

Las Recetas de Finuca dijo...

¡Qué bonitos, Oli !! Yo los hago en moldes de figuritas pero nunca les puse nada. La idea de conservarlos en bolsas es muy buena, tienes razón cuando dices que así ocupan menos. Seguiré tu consejo.
Besos.

Yadi I. @ShopCookMake dijo...

Que gran idea, perfecto para ponches y sangrías.