domingo, 17 de julio de 2011

Manteles, caminos de mesa, individuales y servilletas. Recibir en casa 2

Si mi blog se caracteriza, fundamentalmente, por el lenguaje coloquial que he querido emplear, esta serie de Recibir en Casa quiero que sea para ti algo aún más cercano. Quiero alejarme de libros de protocolo al uso, quiero aterrizar y hablar de mi experiencia y de las soluciones encontradas.


Te haré propuestas que a lo mejor pueden parecer o incluso ser costosas, pero te daré la opción de hacerlo por tres perras. A veces es mucho más importante, la actitud, el gusto, el estilo, que el dinero gastado.


A los que nos gusta cocinar, el hacerlo para los tuyos y para los amigos, se convierte en un placer. Te agrada recibir en casa y que todo resulte un éxito; es cuestión de agasajar, de ofrecerle a tus invitados algo más que un buen menú, deseas rematar ese "regalo" con un buen envoltorio.


Ser anfitrión es sentirse cómodo y compartir con los demás una jornada agradable. Para ello es importante la sencillez, el conocimiento, algo de práctica, mucho sentido común y que los invitados se sientan en su propia casa. Para ello hay que crear el ambiente propicio y el primer paso es montar la mesa.




¡Pues vamos allá, debo hacerlo con anticipación, quiero que cuando lleguen los invitados no me encuentren cansada!


EL PROTECTOR DE LA MESA


* Se coloca bajo el mantel, pero nunca debajo de los individuales o caminos de mesa.
* Protege la mesa de las humedades, de las quemaduras, evita que el mantel resbale, amortigua el sonido  y la mesa queda más mullida.
* Debe ser de inferior tamaño que el mantel.






* Puede ser solo de plástico llamado hule, aunque es más práctico el muletón, que por un lado es de plástico y por el otro de algodón, por lo  que consigue crear una sensación más mullida.




* Si se usan manteles algo transparentes el muletón  se ve muy feo en la parte que cuelga debajo de la transparencia del mantel. En ese caso conviene que el muletón o el hule sean justo del tamaño de la mesa.
* Cuidado con la diferencia de precios de una tienda a otra, se consigue  entre 10 y 20 euros el metro, al menos en mi isla.
* Si se tiene poco espacio de almacenaje otra opción es la de utilizar un mantel plástico blanco que también sirva para utilizar solo en el día día. 





* Una opción puede ser la tela plástica que utilicé para hacer este delantal, si optas por un plástico con relieve ten en cuenta que lo debes poner boca abajo para que no se aprecien las irregularidades debajo del mantel.


EL MANTEL


* Hace años las normas puntualizaban que el mantel debía ser blanco o de colores pálidos. Este aspecto ha cambiado muchísimo, pero sin llegar a ese extremo, sí se debe tener en cuenta, a la hora de elegir mantel, que su color guarde armonía con la decoración y con los colores de la habitación donde esté la mesa, con la vajilla e incluso con el estilo de la casa.
* Si no se cuenta con espacio de almacenaje, ni se quiere gastar mucho dinero en manteles, vajillas, etc. éste es un aspecto en el que hay que hilar muy fino. Los colores neutros son los más adecuados para matar muchos pájaros de un tiro, la coordinación de colores será más fácil y nos aburriremos menos que con un mantel o una vajilla llena de estampados o flores.
* Soy totalmente partidaria de las vajillas blancas, aunque no sea muy completo el número de piezas que trae, a medida de nuestras necesidades y de nuestro bolsillo, la podemos ir completando con mil detalles comprados aquí y allá y nunca desentonarán. El toque de color lo consigo con los manteles y los centros de mesa. A todo esto añado que creo que cualquier alimento luce más en un plato blanco que lleno de colorines.
*  El mantel debe colgar como mínimo 20 cm desde el borde de la mesa y nunca debe ser mayor de 1/3 de la altura desde el borde hasta el piso. 




*  Pueden usarse manteles hasta el piso si se tiene un comedor con una mesa camilla de la que se quiera ocultar la pata y está también admitido en celebraciones de alto "postín". Si alguna vez has comido con un mantel hasta el piso habrás comprobado lo incómodo que es meter las piernas.
*  En la entrada que dedicaré al bufett veremos los trucos que hay para tapar una mesa improvisada con burras o borriquetas.
* En caso de que tu mesa tenga unas dimensiones "extrañas" también está muy de moda la utilización de dos manteles superpuestos.
* Este es el truco que utilizo yo mucho pues la mesa que heredé mide 150 de diámetro y no es fácil conseguir manteles que me gusten, lo soluciono poniéndole primero uno blanco o beis que cuelga lo reglamentario y encima coloco otro superpuesto cuadrado que me permite, incluso, jugar con distintos colores.




* El mantel beis con orilla de encaje es de tela plastificada, da tanto el "pego" que aunque comas en él no te enteras. Los hay de distintas calidades y precios, éste es de Genevieve Lethu, comprado en Santa Cruz de Tenerife, lo venden en diferentes colores, todos ellos preciosos. Se limpian con un paño humedecido. Como además le añadí la cenefa de ganchillo engaño al más pintado, bueno esto es una mentira como un burro, porque siempre acabo descubriendo el secreto.




* Observa que la primera foto de este post tiene también manteles superpuestos.
*  Si tienes una mesa de grandes proporciones y no encuentras ningún mantel que te guste una buena opción es comprar tela de cortinas, son mucho más anchas y las hay espectaculares.




* Un punto importante a tener en cuenta es cómo conseguir que los manteles no se nos arruguen cuando los guardamos. Hay que intentar que al plancharlos tengan los menores dobleces posibles. Yo los guardo así





En la finca el Acebuche colgados de la barra del armario que habilité para ello.




* Y esta es la forma en la que los guarda Maila (ya te he comentado que es como mi hija).





* De todas formas, si al colocarlo sobre el muletón tienes dobleces feos, se humedecen ligeramente mojando el dedo en agua y pasándolo por las rayas, se estira con las manos y se deja secar. Otra solución es la de planchar sobre la misma mesa con plancha de vapor sin pegar, ni apoyar, la plancha al mantel. 




LOS CAMINOS DE MESA


* Aunque antes solo se usaban, fundamentalmente, a lo largo de la parte central de las mesas rectangulares y sobre el mantel, en los últimos años se ha potenciado su uso. 
* Se pueden colocar tanto sobre el mantel o directamente en la mesa, y no solo a lo largo también a lo ancho correspondiendo cada lado a un comensal por lo que funcionan como individuales.
* Es conveniente que no cuelguen más de 20 ó 30 cm para no molestar a los comensales a la hora de sentarse.
* Se usan de los materiales más diversos: tela, madera, cuero, plásticos, etc.
* El material elegido depende mucho del estilo que queramos darle a la mesa.  









LOS INDIVIDUALES
* En los últimos años han pasado de usarse para desayunos o meriendas,  en ambientes diarios y estrictamente familiares a ocupar un verdadero protagonismo en las mesas más formales.
* Colocados directamente sobre la mesa, ésta debe ser de calidad porque no se disimula con el mantel, quedará a la vista.
* Yo también los uso sobre el mantel porque tengo algún modelo que combina perfectamente.
* Personalmente, me encantan, los tengo de diversos materiales, tanto comprados como de elaboración propia (los publicaré en manualidades).
* Creo que su uso debe estar en relación con el tipo de comida que se sirva. Por ejemplo, no los pongo nunca cuando hago fondue o  langostinos al horno, ni en ninguna otra comida en la que el despliegue de platos sea muy grande o que sea una comida "guarreta", en la que la  madera corra peligro.


LAS SERVILLETAS
La colocación:
* Deben estar al juego con el mantel, o al menos ir conjuntadas con él.


* Puedes verlas colocadas en diverso libros de protocolo a la derecha y, aunque está admitido, lo más habitual es colocarla a la izquierda del plato o, como mucho sobre el plato, si es plano. No se coloca debajo de los cubiertos ( excepto cuando el espacio no te lo permita) y nunca dentro de las copas.
* Se dobla en forma rectangular o triangular, de la manera más sencilla posible. Las fantasías son para restaurantes. No es formal doblarlas formando pájaros, flores, etc.
* Ésta es la forma en las que las he doblado toda la vida:



Abierta totalmente


La doblo por la mitad


Otra vez por la mitad


El lado derecho


El lado izquierdo

* Los dibujos y cenefas lucen bastante y los servilleteros quedan muy bien.
* Los servilleteros no deben ponerse en comidas muy protocolarias, como las mías no lo son, siempre los pongo. Tengo unos antiguos, otros hechos por mí, pero ten cuidado si a ti también te gustan porque ir a Zara Home con los "tropecientos" modelos que tienen de mil formas y estilos es de pecado mortal.
* Aquí tienes algunos modelos hechos por mí:



Con botones de nácar antiguos y un simple elástico



Con una argolla de cortina, una semilla, un lazo y una flor de tela.


Con una argolla y un botón de madera



El uso 
* Se desdobla con naturalidad y se coloca sobre el regazo. Si es demasiado grande puede colocarse doblada por la mitad. Nunca debe colocarse en el cuello como un babero.
* Si tenemos que levantarnos se deposita a la derecha del plato, nunca bien doblada como si no se hubiese usado.




* Solo debe usarse para limpiar los labios, antes y después de beber, y para quitarnos manchas de la boca.
* No es correcto secarse el sudor, las lágrimas, limpiar copas o cubiertos con ella.
* Puede usarse para taparnos la boca si tosemos.
* Al terminar de comer se deja de igual forma que para hacer una pausa. Al lado derecho, ligeramente arrugada pero nunca doblada. Debe procurarse que las manchas no queden muy a la vista.
* Nunca se retira de la mesa hasta que el comensal no se haya levantado.
* Cuando el menú lo requiere, independientemente del cuenco con agua y limón o colorantes para las manos, que no uso nunca, coloco dentro de la servilleta de tela una de papel.




* Para el día a día, uso naturalmente las de papel pero entre ésta



... y éstas, hay alguna diferencia.







SUS TAMAÑOS


De 60 x 60 centímetros, que prácticamente no se consiguen, están consideradas las más elegantes y se usan para banquetes
De 45 x 45, de 50 x 50, son las habituales de mesa, para comidas y cenas.
De 35 x 35, se usan para cóctel o buffet.
De 22 x 22, de 25 x 25, se usan para las meriendas.
De 20 x 20, para aperitivos.




* Las mantelerías actuales traen solo uno o dos tamaños.
* Si en un buffet los invitados tienen lugares donde sentarse, bancos, sillones, escaleras, muros, etc. es más cómodo que tengan dos tamaños de servilletas, la de 50 x 50, que prácticamente es su mantel individual y la de 35 x 35 que usará como servilleta. 
* Tanto en un buffet como en un aperitivo se colocan bien dobladas sobre una bandeja o en una cesta, para que cada comensal pueda cogerlas a su gusto.
* En un desayuno o en una merienda no se colocan en el regazo, se dejan junto al plato a la izquierda.
* Al servir un vaso de agua, debe colocarse éste en una platito, sobre una bandeja pequeña y con una servilleta pequeña.


SU HISTORIA
* La historia de la servilleta relata como se inició la limpieza de las manos en los haces de heno o en lo conejos atados a las sillas; luego se usaron grandes lienzos como toallas donde los comensales se llevaban los sobrantes de la comida; posteriormente se redujo su tamaño, se rodearon los bordes con encajes,  hasta que se convirtió en lo que hoy conocemos.


Y... PARA ACABAR... UNA BONITA MESA
Observa la originalidad de los caminos de mesa realizados con cintas, haciendo juego con el reborde de los platos y con el centro de flores. Fíjate cómo han solucionado con una simple cinta y una cartulina entrelazada el marcapuesto.


¿Estás de acuerdo conmigo en que es un "detallazo" hacia los comensales poner así la mesa?










MARTHASTEWART

En las próximas entradas de manualidades, los miércoles, intentaré poner modelos de manteles e individuales realizados con retales de telas y con catálogos.
Y la próxima de esta serie la destinaré a la colocación de los cubiertos, la cristalería... 

13 comentarios:

A qué huele mi cocina ... dijo...

Hola Oli, todo un descubrimientos tus blogs. Qué barbaridad!! a mí uno ya me parece un trabajo enorme, así que no quiero ni pensar en mantener cuatro!! Me gusta la temática de cada uno de ellos, así que me verás por aquí con la frecuencia que me permita el tiempo que disponga. Me ha encantado conocerte. Un saludo. Alicia.

Vero dijo...

Oli que maravilla de post, vamos que organización tienes en casa, es una maravilla, besiños :)

Mirasens dijo...

Qué barbaridad, cuantos manteles!! jeje. Yo disfruto muchísimo haciendo cenas y recibiendo en casa, enhorabuena por el post, besos!

http://www.lasrecetitas.blogspot.com/

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Esta última foto de la mesa da sensación de amplitud y frescura.
Un post magnífico y bien explicado.
Para el día a día son un buen invento las servilletas de papel y actualmente las hay de muchos colores y estampados.
Besos.

sofía dijo...

Desde luego si que es un lujazo de mesa. Me da la sensación que eres perfeccionista? porque es que además se te dá todo. Me gusta mucho tus blogs. Feliz verano.

Alquimia Fullera-transitando dijo...

Precioso¡¡¡ muy ilustrativo...Saludoss

La cocina de Camilni dijo...

Vaya post madre mía, la última foto de la mesa espectacular. Vamos me pones una mesa así, y me sabe a gloria cualquier cosa...jejjejej.
Te invitamos a que visites nuestra cocina.
Sería un honor para nosostras.
Saludos Oli.

Recetasparamishijos dijo...

Lindísima entrada Oli! Me fascinan las mesas bien puestas, aunque no me imagino a mis hijos comiendo con esas cintas verdes, harían un enredo, jajaja. En general, acá en EEUU se venden sin las servilletas y es una suerte que consigas las que hagan juego. Con respecto a los colores, adoro el blanco, y la vajilla blanca, pero también tenemos platos de color para resaltar. No mucho, al emigrar tuvimos que comprar todo otra vez.
Un beso,

Las Recetas de Finuca dijo...

¡Qué trabajo, Oli !! Alucino con la paciencia que tienes. Te diré que el servilletero de botones ya lo había visto en una entrada tuya y estoy enamorada de él.
Las mesas me han gustado mucho todas pero si me das a elegir una mesa, me quedo con la de las cintas...¡qué original y sencilla!
Eso sí, si me das a elegir sólo una cosa de tu entrada me quedo con.........tu armario!! jajaja. También lo he visto en una entrada tuya de decoración, es una maravilla!!!
La verdad es que he leído todo tu blog, lo que has publicado desde que te conozco y lo que ya tenías publicado, antes. Es todo muy interesante, Oli. Felicidades por tu maravilloso trabajo, guapetona.
Besos.

María dijo...

¡me encanta el tema!, ¡vaya armarios que tenéis Maila y tú!, bueno armarios, cuartos de plancha, cocinas, etc,etc. ¿y las manchas?¿cómo consigues sacarlas de los manteles? a mí me encantan los manteles blancos o de color claro pero las marchitas de vino no me terminan de salir, por mucho que le eche antigrasas o lo deje en remojo durante horas. ¿algún truco? ¿o es sólo cuestión de suerte? porque a mi me parece que mientras más me guste el mantel , o sea más caro más posibilidad que las manchas no se quiten. Un saludo y enhorabuena por el blog,

María dijo...

¡me encanta el tema!, ¡vaya armarios que tenéis Maila y tú!, bueno armarios, cuartos de plancha, cocinas, etc,etc. ¿y las manchas?¿cómo consigues sacarlas de los manteles? a mí me encantan los manteles blancos o de color claro pero las marchitas de vino no me terminan de salir, por mucho que le eche antigrasas o lo deje en remojo durante horas. ¿algún truco? ¿o es sólo cuestión de suerte? porque a mi me parece que mientras más me guste el mantel , o sea más caro más posibilidad que las manchas no se quiten. Un saludo y enhorabuena por el blog,

Laube dijo...

Qué preciosidad de mesa esa última!!!! Oli... no imaginas cómo disfruto leyendo esta clase de entradas en las que despliegas toda esa experiencia en protocolo de lencería de hogar. Madre mía... Lo de la servilleta me ha dejado sorprendida. No tenía ni idea de lo de dejar la servilleta a la derecha sin doblar demasiado una vez una se levanta durante la comida... Cuánto desconocimiento!. A aprender se ha dicho!.
Muchas gracias guapetona...
Un besote

Aurora, A comer y a callar dijo...

Precioso post, y preciosos tus manteles !!! Y los armarios ? me encantan.... y las mesas? a cual más bonita. Todo roza la perfección!!
Bss