lunes, 22 de septiembre de 2014

Mermelada de calabacines y naranjas ¡De premio!

Desde que mi amigo Manuel Caraballo me dijo el título de la receta presentí que el resultado además de original debía ser exquisito.

A él se la dieron en una casa rural de Saint Emilión, cerca de Burdeos, que a su vez se la había dado un cliente canadiense con la que ganó un concurso en su pueblo. Amablemente me ha pasado la receta para que pueda compartirla contigo.

Si a los tuyos no les gusta encontrarse los trozos tan grandes córtalos más pequeñitos o tritúralos ligeramente al final. De cualquier forma el resultado vale la pena.






INGREDIENTES
1 kg de calabacines
400 gr de azúcar
2 naranjas grandes
100 gr de pasas sin pipas (ver NOTAS)
50 ml de zumo de limón
1 vaina de vainilla





PREPARACIÓN
  1. Lava los calabacines, quítale los extremos y rállalos con un rallador, te quedarán tiras finas.
  2. Lava las naranjas, córtalas en láminas finas, conservando su piel, parte cada lámina en 4 partes (ver NOTAS).
  3. Mezcla las tiras de calabacines con los trocitos de naranja, el azúcar, las pasas, el zumo de limón y la vaina abierta y con sus semillas, que previamente raspas con un cuchillo.
  4. Marina un mínimo de 12 horas en el frigorífico.
  5. Cocina a fuego suave o hasta que la piel de la naranja se quede transparente.
  6. Embota y ¡disfruta!

NOTAS
* Con lo práctica que sabes que soy, habrás apreciado por las fotos que hice todo directamente en el caldero (cazo) en el que la iba a guisar.
* Quizás la próxima vez corte las láminas de naranja más finas aún y los trozos más pequeños. Aunque la receta original dice en 4 partes yo seguí las recomendaciones de mi amigo y lo corte en más trozos pero  no lo suficiente, para mi gusto.
* Manuel me comenta varios detalles a tener en cuenta:
- puedes sustituir las pasas por higos pasados o ciruelas pasas en trozos bien pequeñitos. El resultado es diferente, naturalmente, pero igual de exquisito.
- una de las claves es el reposo durante las horas que indica la receta o alguna hora más.
- otro aspecto, no menos importante, es la vainilla que se use. Él la compra por internet a una señora de Inglaterra. De una calidad magnífica y a menos de la décima parte de lo que se compra en los supermercados españoles. Ejemplo: si aquí una vaina sale a unos 3 euros, 50 vainas de magnífica calidad sale a unos 40 euros, con transporte incluido hasta tu casa.


He elaborado un postre con esta original mermelada que espero compartir contigo en los próximos días. No lo he puesto aquí para que en el índice queden independientes.


Puedes ver mis otras recetas de mermeladas AQUÍ


EN DECORACIÓN: Rincones de cocina: loza y cacharros colgados
EN MANUALIDADES: Collar de bisutería con nácar y crochet

3 comentarios:

rosa maria gandarias dijo...

Buenas tardes Olivia: me parece muy original la receta y aunque yo no cocino dulces, no puedo tomarlos, voy a utilizar estevia en lugar de azúcar, no tengo ni idea de si sirve para hacer mermeladas, pero si sale buena ya te lo diré, y así podremos darle más usos a los calabacines de la huerta de mi hijo que este año proliferan. Un saludo afectuoso.

Pilar dijo...

Qué bien Oli!. Me encantan las mermeladas, y ésta tiene que estar exquisita.
Un beso!.

carmen p. dijo...

Pues yo tambien doy de mermelada asi que con tu permiso la copio ....gracias