martes, 7 de enero de 2014

Torta de hojaldre con sardinas

Después de Reyes la casa se queda patas arriba, con mil cosas por ordenar y casi sin tiempo para cocinar. Teniendo en cuenta estas premisas, que seguro que compartes conmigo, te traigo una receta para hacer en un santiamén, con un resultado exquisito y, además, económico, perfecta para la cuesta de enero. Si se tiene un buen "fondo de armario" (en despensa, congelador y frigorífico) no tendremos ni que salir de casa.





INGREDIENTES

1 lámina de hojaldre refrigerado (Rana del C. I. o el de Lidl)
1 lata de sardinas en aceite
1 brick de fritada con aceite de oliva Hacendado de Mercadona

PREPARACIÓN
  1. Precalienta el horno a 180º. Corta círculos de la masa de hojaldre, colócalos sobre papel de hornear y hornea hasta que queden dorados sin poner peso encima -quedarán bien altos-.
  2. Escurre ligeramente la fritada para que la salsa  no humedezca excesivamente el hojaldre. 
  3. Monta el plato de servir, colocando en primer lugar el hojaldre, encima -previamente calentada- la fritada y, por último, un par de sardinas escurridas de su aceite.

NOTAS
* Ya sabes que para que el hojaldre quede plano se hornea entre dos bandejas, de modo que quede aplastado y no suba. En este caso he querido hacerlo sin presión encima para que quedara bien alto. Influye también la forma de cortarlo, nunca se debe arrastrar el cuchillo cuando se corta para que se abran bien las diferentes capas.


En DECORACIÓN, el próximo miércoles, escritorios y rincones de trabajo. 


En MANUALIDADES, el próximo viernes, ideas para tener a mano lo que necesitamos en nuestro escritorio.

3 comentarios:

Bego de Al Calor del Horno dijo...

Estoy contigo. Una forma estupenda de preparar una comida después de tantos días de locura.

Besos.

Mar dijo...

Lo hubiera podido hacer perfectamente. Como dices... con un buen fondo de despensa...
Feliz 2014, Oli, que este año te traiga todas las cosas buenas posibles.
Un besote,
Mar

sofía dijo...

Muy ocurrente y te ha quedado de lujo. Un besin