domingo, 3 de julio de 2011

Contaminación cruzada


Desde el inicio de mi blog, hace once meses, quise tratar este tema, pero por diversas circunstancias no ha podido ser. Con motivo de mi entrada sobre cómo empanar sin armar un desaguisado y a raíz de unos comentarios, tanto en el blog, como por correo e incluso a nivel de amigas cercanas, creo que tengo que abordarlo ya.



LA CONTAMINACIÓN CRUZADA se produce cuando microorganismos patógenos que pueden encontrarse en alimentos crudos como las carnes, aves, huevos y verdura, (que posteriormente los vamos a eliminar con la cocción)  se extienden a alimentos sanos, especialmente si éstos se van a consumir de esa forma (sin cocinarlos), como las ensaladas, quesos, ensaladillas, bocadillos, etc.

Puede ser de dos tipos:

DIRECTA


Cuando el contacto se produce entre los dos alimentos, crudo y cocinado; por ejemplo, en una nevera, o mediante goteo de líquidos procedentes de carnes crudas o pescados sobre alimentos ya listos para consumir. También se puede producir cuando se mezclan para el consumo alimentos cocidos con crudos, por ejemplo en las ensaladas o en los bocadillos.


INDIRECTA

Cuando la transferencia se produce a través de las manos del manipulador, los cuchillos, las tablas de cortar, los trapos de cocina, etc.
¿CÓMO EVITARLA?

Guardar los alimentos en el frigorífico en recipientes cerrados herméticos.
Colocar en el frigorífico los alimentos crudos como las carnes y pescados  en las baldas inferiores (por si gotean) y los cocidos en las superiores.
Lavarse las manos antes de cocinar y después de manipular alimentos crudos o al pasar de un alimento a otro.
No utilizar nunca los mismos utensilios (cuchillos, cubiertos, platos) para manipular alimentos crudos y cocidos.
Lavar a fondo batidoras, batidores, etc. no solamente al finalizar de utilizarlos, también al pasar de un alimento a otro.
No servir la tortilla en el plato con el que se le ha dado la vuelta.
Limpiar con detergente y agua caliente ( no sólo con bayeta húmeda) la tabla de cortar al cambiar de alimento.
Cambiar el trapo si se ha manchado con alimento crudo.
* No romper el huevo sobre la orilla del plato donde se van a batir, en la cáscara residen patógenos como la Salmonella, responsables de algunas gastroenteritis.
 * No utilizar las bandejas plásticas en las que vienen los alimentos en los super: carnes, pescados, frutas, verduras para empanar.
* Limpiar a fondo el batidor de huevos, en las varillas quedan, al menor descuido, trazas de huevo.

Éste es un tema del que tuve conocimiento a finales de los 80 y, honestamente, aunque siempre estoy al loro, hay ocasiones en las que si me descuido meto la pata y no pienses que soy una maniática de la limpieza, ni una escrupulosa,  ése no es precisamente uno de mis defectos .


El que esté libre de culpa que tire la primera piedra...

¿Cuántas veces colocamos en el frigorífico los alimentos, donde buenamente nos caben? 



... Para hacer este hígado encebollado el mismo utensilio con el que cogemos los filetes para introducirlos en la sartén, lo seguimos utilizando para darle la vuelta y para depositarlos en el plato


... Con estas tijeras con la que picamos el perejil acabamos de cortar el plástico del solomillo de cerdo.


... El plato donde batimos los huevos estaba tan limpio que lo aprovechamos para darle la vuelta a la tortilla.


... Y la tabla donde picamos el atún para hacer estas hamburguesas ¿la limpiamos con una bayeta antes de partir la lechuga o la lavamos como Dios manda con agua y jabón?
Debemos tener en cuenta que las tablas de madera, al presentar una superficie más porosa y con más ralladuras, son más difíciles de limpiar que las tablas plásticas y pueden por lo tanto, albergar una mayor cantidad de bacterias.
Yo uso esa sobre las que se ven las hamburguesas, es de plástico transparente, se lava con facilidad e incluso cabe en el microondas.


... Y las bolsas con las que venimos cargados del super las colocamos sobre la encimera o la mesa ¿Dónde estuvieron apoyadas? ¿En el suelo en la calle? ¿En el suelo del coche? ¡¡¡Y creemos que nuestra encimera está impecable!!!


... ¿Guardamos lo que sobró de la lata de conserva en el mismo envase en el frigorífico?


... Hay estudios que demuestran que un trapo de cocina tiene más bacterias que un zócalo sucio.
¿Recuerdas el truco que publiqué AQUÍ para lavarlo cada dos por tres?





Aunque nos sobre harina o pan al hacer un empanado no debemos guardarla para reutilizarla. El huevo y el pescado, el pollo o la carne han "paseado por ellos".

La lista puede ser interminable. Mi conclusión es que todos debemos prestar atención a este tema para evitar sus consecuencias.


No estaría mal que nuestros hijos tuvieran conocimiento de este tipo de contaminación, porque pueden incurrir en errores al hacerse una pizza, una simple tortilla, un bocadillo o una ensalada, y no digamos nada cuando se emancipan.
  • Aquí te dejo algunos enlaces interesantes sobre el tema:
    AQUÍ    ...        AQUÍ       ...       AQUÍ

25 comentarios:

Salome dijo...

Tienes toda la razón... a mí una temporada me dió por pensar en todo esto y fué de locos aunque hay cosas que tu mencionas y no debemos olvidar... lo del paño de cocina en el micro me lo apunto y lo hago ahora mismo!

jose manuel dijo...

Unos consejos estupendos como siempre.

Saludos

María José dijo...

¡ Qué razón tienes !
Está fenomenal recordar estos consejos que todos sabemos pero por una cosa u otra con frecuencia no hacemos.
Buen fin de semana,
María José.

Lidia de la O dijo...

A veces somos los mayores inconscientes en la cocina, y con las prisas no nos damos cuenta de las barbaridades que cometemos. Yo, por ejemplo, cuando le doy la vuelta a la tortilla utilizo un plato nuevo cada vez, pero no por la contaminación, sino porque con un plato limpio es mucho mejor, pero hay otro tipo de cosas en las que a lo mejor no hago tanto hincapié. Tendré todos tus consejos en cuenta. Muchas gracias por ellos.

La cajita de nieveselena dijo...

Yo lo hago, lo confieso, la verdad es que no pienso en ello.
Pero gracias por tu recomendación y las pautas a seguir.
Besines
Nieves

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Oli, con estas explicaciones, te puedo decir que este post has sido muy interesante. En este curso, en clase de "Seguridad e higiene",la profesora nos hizo bastante hincapié sobre este tema y recuerdo que en el examen entraron varias preguntas relacionadas con la contaminación cruzada. Nos puso varios vídeos, lo llevamos a la práctica cuando elaborábamos. Visitamos una nave donde hacen catering para aviones, en fin, que es más importante de lo que pensamos.
Tu entrada ha sido, clara, concisa, mi enhorabuena.
Un abrazo.

Carlos Dube dijo...

Muy interesante Oli, esta misma semana vamos a publicar un pequeñi decálogo escalable sobre prevención de riesgos en el verano que con tu permiso, vamos a hacer referencia a este estupendo reportaje sobre contaminación alimentaria.

Un saludo.

Oli dijo...

A TODOS: gracias por la visita y los comentarios.
Creo que nos viene bien a todos, empezando por mí, recordar estas normas de higiene, tan elementales, y que a veces por las prisas y la rutina olvidamos

Carlos: para mi es un honor que hagas referencia en tu blog a esta entrada.

Un besote de OLI

carmen dijo...

Una entrada super interesante, son cosas que damos por sabidas y que nos viene muy bien recordar de vez en cuando, pues las prisas nos hacen bajar la guardia a menudo, un saludo

orquidea59 dijo...

Perfecta entrada Oli.
El truco del trapo en el microondas, lo aprendí de tí.
Es más voy a poner un enlace en mi blog para que el que quiera lo lea.

Camilni dijo...

Bueno no sabía nada de este blog y en el de orquidea59 nos aconsejaba que lo leyéramos.
Muy buena aportación.
Un saludo

Brétema dijo...

Fantástica entrada. Yo hay cosas que hago pero otras no. Tendré tus recomendaciones muy en cuenta.
Un abrazo

Isa dijo...

Muy bien por tus consejos
Mi mejor aliada es la lejia y la utilizo mucho
Besos

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Va muy bien recordar todos estos consejos que aunque los sepamos como dices, el que esté libre de culpa que arroje la primera piedra, a veces nos despistamos. Gracias.
Besos.

Pikerita dijo...

Me ha gustado mucho el reportaje. A los celíacos nos dicen muchas veces que nos obsesionamos con la contaminación cruzada. Muchas personas no entienden que un cuchillo con el que se ha cortado pan ya no se puede utilizar para cortar nada que vaya a comer un celíaco.

Neus dijo...

Muy interesante y muy util.
Besos

jantonio dijo...

Muy interesante, un tema que es muy importante pero del que no es fácil encontrar información.
Un saludo.

biscayenne dijo...

Estupendos trucos que seguro que me diría mi madre si la tuviera a todas horas en casa! :)

te sigo desde ya YA

Raquel dijo...

Oli es un artículo muy interesante creo que a veces pasamos por alto estas cosas y viene bien pararse a reflexionar sobre la importancia de una correcta manipulación.
Besicos sorianos y gracias por la llamada de atención sobre este tema.
Raquel de TratadeCocinaR
Pdta: imperdonable lo sé pero aún no me he puesto con el flan en el micro ¡no tengo remedio! pero lo haré seguro eh ;-)

Lazy Blog dijo...

Muchas gracias por estos estupendos consejos y recordatorios que son fundamentales para todos.

un beso grande Oli

Eneri dijo...

Gracias por tus consejos, la verdad que hay cosas que yo estaba haciendo, como lo de cascar el huevo en el mismo plato! Un besote Oli

Rakelilla dijo...

Te felicito, un articulo excelente!

Bicos

Yolanda dijo...

He estadoo leyendo tu entrada por recomendación de CArlos Dube, y la verdad es que ha merecido la pena venir hasta tu blog y leerla. Hay mucha verdad en todos los ejemplos que nos ilustras al final, y hay que reconocer que hay cosas que no hacemos bien, unas veces por desconocimiento, otras por ignorancia y otra porque no pensamos que pueda pasar nada.

El truco de limpiar la bayeta en el micro lo conozco desde hace tiempo, y lo bueno es que me lo has recordado. Siempre suelo echar la bayeta cada dos días en agua con lejía, pero es cierto que tras su sesión en el micro la bayeta no huele a nada. ¡Increíble!

Saludos y feliz día.

Manderley dijo...

Interesante post,nos viene bien recordar estas pautas.

Besos

Laube dijo...

Como siempre, unos consejos estupendos y magníficamente planteados. Yo soy bastante maniática con esas cosas... Detesto no ir limpiando cada utensilio cada vez que lo uso. Para mí es fundamental
Un besote y gracias por tu esfuerzo