domingo, 29 de mayo de 2011

Congelación del caldo

Elaborar el caldo en doble o triple cantidad de la que vamos a consumir en uno o dos días, permite poder congelarlo para su utilización en otra ocasión. Esto supone un ahorro de tiempo, dinero y energía. La congelación de caldo en cubitos de hielo evita el tener que utilizar los cubitos de caldo que se venden preparados, que tienden a poner los alimentos salados y a darles a todos ellos un sabor parecido.
Por otra parte, la congelación de los ingredientes utilizados en la elaboración del caldo, permite no desaprovechar las múltiples recetas que se obtienen a partir de ellos.



PARA CONGELAR


* Se hace en grandes cantidades de la forma acostumbrada, utilizando la olla a presión, si es posible, economizando combustible y tiempo.
* Se cuela y se deja enfriar.
* Se espuman las impurezas y la grasa que queden en la superficie y luego se vierte en recipientes rígidos o botellas de agua plásticas, dejando 1,5 cm sin llenar en el caso de los recipientes de boca ancha y 3 cm en el caso de las botellas.
* Se tapan, se marcan y se congelan.
PARA DESCONGELAR


El caldo puede utilizarse sin descongelar. Se pone el recipiente durante un momento bajo el chorro de agua caliente para que el caldo se desprenda con facilidad del recipiente, en el caso de la botella una vez que hay descongelado algo de líquido se pasa éste a un recipiente y se abre la parte superior de la botella, la boca estrecha, con precaución utilizando un cuchillo o unas tijeras. En ambos casos se vierte en una cacerola y se vuelve a calentar lentamente, moviéndolo de vez en cuando.


PARA CONGELAR EL CALDO CONCENTRADO (CUBITOS)


* Si se tiene poco espacio en el congelador, el caldo colado puede hervirse antes de congelarse para reducirlo una tercera parte.
* Se deja enfriar y luego se vierte en las bandejas de los cubitos de hielo y se congela hasta que esté sólido.
* Se pasa el caldo hecho cubitos a bandejas planas, se congelan al descubierto (al contacto) durante unas 2 horas, y luego se envasan en una bolsa para congelar, se cierra herméticamente, se marca y se devuelve al congelador. Los cubitos pueden entonces emplearse individualmente para dar sabor a guisos, salsas, sopas, estofados, etc. Pueden añadirse al guiso congelados y diluirlos, si es necesario.


PARA CONGELAR LOS INGREDIENTES DEL CALDO


* Pueden congelarse juntos o separados los ingredientes elegidos ( pollo, gallina, huesos, garbanzos, etc.). 
* Se enfrían cuando ya se ha extraído el caldo, se deshuesa el pollo, la gallina o el trozo de carne. Se desmenuza. Se envasa en recipientes rígidos.
* Pueden congelarse las elaboraciones realizadas a partir de estos ingredientes: ropa vieja,  ropa usada, croquetas, etc.
* Para descongelarlos dejar toda la noche en el frigorífico.

  Garbanzas, carne y pollo para la ropa usada pueden congelarse juntos o separados.  Receta de ropa usada





9 comentarios:

Chez Silvia dijo...

otra lección leída y cositas apuntadas, gracias. Un beso

jose manuel dijo...

Todo muy interesante como siempre.

Saludos

Su dijo...

me encanta la vajilla, me encanta la vajilla

Eneri dijo...

Yo congelaba los cubitos de caldo y los dejaba en la bandeja pero mucho mejor si luego los traspaso a una bolsita!! qué bien Oli, qué de cosas que aprendo aquí!! un besito

Silvia dijo...

Como siempre unas ideas geniales.

Besos.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

El caldo da paa mucho, yo también lo suelo congelar tal y como nos explicas.
Besos.

Salome dijo...

Ese caldín me lo tomaba ahora mismo que ha caido una tormenta y apetece... muy buenos tus consejos comos siempre, yo soy una congeladora nata y siempre me los leo que aprendo mucho...

Carmen Rosa dijo...

¡¡ Interesantisima entrada !! Toda una lección práctica del buen hacer en una cocina.
Eres una verdadera maestra.
Besitos

Anónimo dijo...

me encantan tus recetas, yo también ando en esa onda de la congelación, he aprendido a hacer versiones de comidas con poca agua, ya que el agua es la sustancia con mayor poder de retención y cesión de calor, cuesta más descongelar los alimentos muy aguados.
saludos dede caracas venezuela, seguro por allá donde vives hay muchos expatriados de aquí, cierto?
sigue adelante, que tu blog está buenísimo, te agradezco el tiempo que pasas en esto pues resulta de mucha ayuda - Ari -